Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 29 de Mayo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Llama padre Chuy a estar preparados ante crisis migratoria

Foto: Laura Estrada

Foto: Laura Estrada

02 de Noviembre 2022

LAURA ESTRADA

“Tenemos que estar preparados”, expresó el padre Jesús Guevara Chapa, párroco de la iglesia de Guadalupe, al referirse a la actual crisis migratoria, que si bien, no está afectando a Acuña en este momento, se tiene que prever junto con los gobiernos la posible llegada de migrantes de diversas nacionales, cómo ocurrió en el pasado reciente, para lo cual la iglesia católica siempre ha estado dispuesta a apoyar.

Aseguró al referirse a la situación migratoria de miles de Venezolanos que han sido expulsados o restringido su ingreso a los Estados Unidos y que invariablemente afecta las fronteras de México.

“Tenemos que estar preparados y hemos tenidos diferentes etapas, diferentes nacionalidades que han venido cada uno con su necesidad, con su carencia y hemos trabajando muy bien iglesia y gobierno en la necesidades que se puedan, todavía no estamos como en otros tiempos pero si hay que prepararse para ver la situación en la que vayan a llegar, con violencia, no violencia, solo de paso o alomejor ahora van a tomar otra frontera, nos dejan descansar la nuestra y tenemos que estar con la expectativa de que va a ofrecer el gobierno de Estados Unidos “.

Reiteró el apoyo de la iglesia católica en la atención a migrantes, pero reconoció que el refugio Emaús en Acuña tiene una capacidad limitada, además de que la vocación del lugar es la atención de familias repatriadas de Estados Unidos, no de personas migrantes que llegan a la ciudad con la intención de cruzar la frontera, sin embargo, recalcó que ante las adversidades, Emaús ha estado abierto para recibir a quien lo necesite para darle cobijo, alimento y vestido.

Hizo el llamado a la comunidad para que reciba a los migrantes y brinde esperanza, “porque la gente de allá no viene solamente porque quiere, a veces son obligados, tienen que dejar su familia, su país por violencia, por comer, por tantas cosas y a veces llega gente aquí y dice mira me quitaron, me robaron y tenemos que verlos como unos fieles, cómo unos hijos de Dios, que necesitan independientemente si son católicos o no, su necesidad es tan grande es tanto el dolor que han pasado para que nosotros todavía los tratemos de una manera indiferente “, externó.