Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Sábado 24 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

El periodismo no ha muerto

No disponible

No disponible

20 de Junio 2023

JESSICA ROSALES

A pesar de los desafíos actuales del periodismo con el nacimiento de plataformas digitales y la comunicación 2.0, el oficio del reportero no ha muerto, pues su labor sigue incidiendo en la sociedad y se convierte en un vínculo con la autoridad para la solución de problemas en las comunidades.

Aún y con la llegada de creadores digitales llamados influencers y youtubers, las características y funciones del periodista son distintas, pues éste último debe seguir cumpliendo con el rigor de la noticia, la verificación de datos y la investigación, que la inmediatez de la plataforma digital no permite muchas veces.

En entrevista para Sexto Día, los periodistas Sonia Pérez y Christyan Estrada recuerdan la pluma y papel como una de las viejas herramientas para recopilar la noticia, antes del apoyo  de las grabadoras de cassete y luego las digitales.

Hace casi tres décadas, el reportero comunicaba a su redacción la noticia si se encontraba distancia desde un teléfono fijo o vía fax. Poco a poco se comenzó a utilizar el celular y algunas computadoras comenzaban a inovarse con el uso del internet. En ese momento no existían las redes sociales, para el periodismo eso era impensable.

Con 32 años de trayectoria periodistica en medios impresos y radiofónicos de Coahuila, Sonia Pérez considera que existe una competencia con los creadores digitales en la inmediatez de la noticia, aunque expone que los influencer y youtubers van por los likes y monetización de sus historias, mientras el periodista de medios tradicionales sigue preocupado por verificar la información y presentar hecho de fondo.

“Creo que eso es lo que nos está dando los puntos a favor, no creo que el periodismo esté muerto, sí nos estamos obligando a ser más rápidos, más precisos, y a utilizar como un canal de información las redes sociales, pero presentando nuestro plus de contrastar fuentes, estar en el lugar y corroborar la información, incluso estar entrevistando directamente a la fuente de información”, indicó.

Christyan Estrada, periodista en medios impresos, radiofónicos y de Televisión por 20 años,  coincide en que los creadores de contenido tienen la función de entretener y buscar la monetización, a veces mediante la polémica, pero indica que esto nunca va a desplazar al periodismo con rigor, objetivo y con hechos bien documentados.

“No podemos negar que las audiencias se han segmentado en distintas plataformas, hay quienes prefieren informarse a través de TikTok, de Instagram, Youtube o Facebook, pero esto no quita que el periodismo en todas las plataformas siga siendo información con rigor”, señala.

Ambos consideran que con el boom digital uno de los retos es educar a la audiencia para que pueda diferenciar la información, saber lo que es dar a conocer un hecho de la opinión que pueda tener un personaje sobre una noticia y que ello no impida que el usuario de la red social razone y reflexione adecuadamente sobre una situación que le impacta directamente o a su comunidad.

México, el segundo país más peligroso del mundo para ser periodista: RSF

La organización Reporteros sin Frontera (RSF) realiza un ranking anual de los países del mundo con base en distintas categorías relacionadas con el derecho a la libertad de expresión. Con base en sus indicadores, México se ubica en el puesto 179 de 180 estados, constituyéndose como el segundo país más peligroso del mundo en 2022 para ser periodista, por detrás de Birmania.

Así mismo, de acuerdo con Artículo 19, durante los tres años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador se cometieron mil 945 ataques contra la prensa, entre los cuales se encuentran 30 asesinatos de periodistas y dos desapariciones forzadas. Durante 2021, esa organización documentó 644 ataques, es decir, una agresión contra la prensa cada 14 horas.

Los periodistas consideran que la polarización creada desde las grandes cúpulas, desde el centro del país, impacta directamente en la seguridad de los reporteros, pues el fanatismo político de los ciudadanos y la inconveniencia de algunos personajes de la función pública porque no se publiquen ciertas notas ponen en riesgo a los reporteros y a sus familias.

Para Christyan Estrada los riesgos en el tema de seguridad tienen que ver directamente con la efectividad de un gobierno en sus acciones, pues considera que en un estado como Coahuila no se registran circunstancias que diariamente enfrenta el gremio en entidades como Tamaulipas o Zacatecas.

“Hacer una reflexión de todos los retos que hay del periodismo en el país, porque creo que impacta vivir en Coahuila, en un estado con una seguridad privilegiada en el hecho de que no tenemos incidencias como las que viven colegas de ottras partes del país”, comenta,

Añade, “ellos deben prepararse y capacitarse para cubrir las autodefensas o un conflicto por la toma de una carretera, y es cuando piensas que hay quienes están en un mayor riesgo, porque afortunadamente en Coahuila no hay una agenda violenta en ese sentido”.

Sonia Pérez comenta que “De alguna manera todos los que trabajamos en este medio tomamos medidas para protegernos, quienes estamos en esto y tenemos hijos cuidamos la difusión de nuestra vida personal en redes sociales para no dejarlos vulnerables”.

Comenta algunas anécdotas por las cuales ha enfrentado riesgos al momento de dar cobertura en hechos incovenientes para algunos, en donde ciudadanos involucrados en alguna circunstancia la han agredido para evitar la publicación de un hecho.

Libertad de expresión ¿Un día para celebrar?

Cada 7 de junio se conmemora en México el día de la Libertad de Expresión, fecha instaurada en 1951 por el entonces presidente de la República, Miguel Alemán Valdés, con el fin de destacar la trascendencia de una prensa libre e independiente para la democracia mexicana; en 1976, el presidente Luis Echeverría Álvarez estableció que ese día se entregara, además, un reconocimiento, el Premio Nacional de Periodismo; y lo mismo ocurre en los estados.

La libertad de expresión es un derecho humano, consagrado en los artículos 6 y 7 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en el ámbito internacional lo podemos encontrar contemplado dentro del artículo 19 de la Declaración de los Derechos Humanos de 1948. 

“Día con día el trabajo que nosotros hacemos es precisamente para beneficio de la sociedad, pero creo que nada estimula más a un periodista que ver, en el caso mío que estoy en prensa escrita, que ver tu nota de ocho columnas, aunque son glorias que duran un día, pero es bastante sacrificio personal, entonces yo creo que sí tendríamos que tener un reconocimiento, porque no es fácil realizar esta labor diaria”, expresa la periodista Sonia Pérez.

Christyan Estrada comenta que “el periodista hace grandes sacrificios con la familia para cumplir con esta labor, por lo que es muy satisfactorio que tu familia vea que eres reconocido por ese trabajo, porque ellos saben mejor que nadie tu pasión y entrega por este oficio”.