Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Domingo 14 de Abril 2024
UnidadInvestigación
| | |

Destrozos en Iglesia suman 250 mil pesos

No disponible

No disponible

21 de Febrero 2024

Leslie Delgado

El Obispo de Saltillo, Monseñor Hilario González y el rector de la Parroquia de San Judas Tadeo, padre Roberto Carlos Campos, brindaron ayer una rueda de prensa virtual para informar lo acontecido en dicho templo ubicado en el centro de Saltillo, donde Julio “N” bajo los influjos de una sustancia tóxica, irrumpió causando daños a figuras religiosas los cuales ascienden a 250 mil pesos, y la imagen más perjudicada fue la de San Judas Tadeo que estaba colocada en la parte superior del altar, cuyas dimensiones superan los tres metros de altura.
“Al ingresar el tiempo destrozó intencionalmente varias imágenes del templo entre ellas el nicho del Santo Sepulcro, la Divina Providencia, el Sagrado Corazón y la imagen monumental de San Judas Tadeo, misma que mide más de 3 metros de altura causando en todas ellas daños irreversibles.
El costo de los daños suma aproximadamente 250 mil pesos, como comunidad se trabajará arduamente para recuperar los daños. Como Iglesia local corresponde, junto con las autoridades correspondientes poner una denuncia por allanamiento y daños a la propiedad ante lo sucedido”, explicaron.
Aunado a lo anterior, el sacerdote aclaró que no es necesaria una misa de desagravio, ya que no se atentó contra el Santísimo, sin embargo por las investigaciones que se realizan las puertas de este recinto religioso permanecerán cerradas hasta este miércoles y serán reabiertas después de las 12:00 del medio día.
Por su parte, el obispo Hilario mencionó que fue una situación aislada que no debe tomarse a la ligera, así mismo mencionó que espera que esta acción no sea replicada en otros templos.
Finalmente, el rector dijo que tuvo contacto con la familia del joven, sin embargo será en próximos días cuando se reúna presencialmente.

Responsable requiere atención psicológica

Con relación a los hechos que se registraron la noche del pasado lunes donde un hombre identificado como Julio “N” presuntamente irrumpió bajo los influjos de una sustancia tóxica en la Parroquia de San Judas Tadeo causando destrozos y daños a figuras religiosas, la directora de la Facultad de Psicología de la UA de C, Berenice de la Peña explicó que además de que el individuo requiere de atención psicológica urgente, este tipo de conductas antisociales son asociadas con los severos efectos que deja el consumo de drogas.
“Toda conducta que se sale de lo normal y de las relaciones sanas que esta es una expresión de violencia, una intrusión a un recinto privado estamos hablando que cuando hay este tipo de explosiones hay una necesidad de un acompañamiento en cuanto a ciertas conductas y cuando se una algún estupefaciente hay una necesidad de canalización y un manejo adecuado de las emociones”, explicó.
Asimismo, mencionó que las adicciones son un detonante para reacciones adversas que incluso, los consumidores pueden sentir que están fuera de la realidad y pueden causar daños a terceros.
“Toda conducta que se sale de la norma que se define como violenta y con tintes donde es una imagen religiosa y la irrupción a un espacio público como es una iglesia nos habla de ciertos signos de una persona que está pasando por una situación complicada, se necesitaría ver el caso a profundidad para revisar hasta dónde se pudiera derivar incluso en un suicidio”, puntualizó.