Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 06 de Julio 2022
UnidadInvestigación
| | |

Denuncia a pastor por presunto abuso sexual

La joven desea que se haga justicia para que no haya más víctimas. Foto: Especial

La joven desea que se haga justicia para que no haya más víctimas. Foto: Especial

23 de Mayo 2022

CHRISTOPHER VANEGAS

Desde hace un año y medio Valeria, de 17 años, acudió a una congregación Cristiana en donde conoció a Noé,  uno de los pastores, quien el pasado jueves 19 de mayo presuntamente abusó sexualmente de ella, por lo que buscó ayuda de su familia para interponer una denuncia y esperar que se haga justicia.  

“Olvidemos esto, no pasó nada”,  fueron las palabras que Valeria escuchó después de que sufrió el abuso, ella quedó en shock, mientras su agresor, a quien señala como Noé, el pastor de una iglesia a la que acudía, se retira.

“Cuando ocurre todo esto él me busca por medio de messenger, me escribe un día antes con la excusa de una rifa y de unos problemas que había por medio de la iglesia, que era urgente”, comenta Valeria. 

Cuando ella accede a verlo fue el jueves 19 de mayo, él llegó a donde Valeria se quedaba, para platicar sobre la rifa y de algo “urgente”, así que entró y comenzó a hablar con Valeria, sin embargo ella recuerda que comenzó a hacerle preguntas que la hicieron sentir incómoda.

“Él me cuenta que tiene dos sueños conmigo uno en donde yo pedía que orara por mí, el otro en donde yo le pedía me me besara, entonces ya en ese punto yo me sentía demasiado incómoda y la reacción que él hizo fue exponer, fue rápida, se abalanza y me roba un beso”, añade.

Ella intentó escapar, pero comenta que Noé la sujetó del brazo y luego le tapó la boca y comenzó a realizarle tocamientos; recuerda que ella hizo lo posible por zafarse, pero no lo consiguió y fue hasta que estuvo a punto del llanto que él la soltó, “él me suelta, se levanta y se empieza a abrochar el pantalón y se retira”.

Tras la agresión ella quedó en shock, no supo qué hacer, no pudo pedir ayuda a sus abuelos, quienes eran los más cercanos para poder auxiliarla, solo se quedó en el sillón, en donde fue agredida.

“Comencé a llorar, a sentirme mal, mi reacción fue meterme a bañar porque yo en ese momento me sentía muy sucia, me sentía muy mal físicamente, sentía que me iba a desmayar”

En ese momento se dirigió a casa de su madre, pero tampoco pudo decirle nada, así que se fue a casa de su novio, ahí  colapsó y rompió en llanto, comentó lo que le ocurrió; sintió miedo, culpa y en ese momento cuando la llevaron al Hospital General en donde le dieron atención médica y la canalizaron a la Pronnif.

Allí le tomaron la denuncia junto con su madre, quedando registrada con el número de oficio 0001686 con fecha del 20 de mayo, por lo que las autoridades se encuentran en el proceso de investigación para fincar responsabilidades.