Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 23 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

Cero tolerancia a encubrir abusos en la iglesia: obispo Hilario

771ef429-74dc-4637-83df-22c02f684293

771ef429-74dc-4637-83df-22c02f684293

31 de Julio 2023

LESLIE DELGADO

Respecto a la investigación que la asociación “Bishop Accountability” retomó donde se señala al obispo de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño, por encubrir los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Juan Manuel Riojas, conocido como ‘padre Meño’, el obispo de Saltillo, monseñor Hilario González dijo que este caso ya está archivado tanto por la ley civil, como eclesiástica.

“Se investigaron algunos obispos desde hace mucho tiempo y monseñor Alonso ya respondió que en su tiempo contestó a las autoridades civiles y a las eclesiásticas, el caso del Padre Meño se resolvió, está en la cárcel.

“Además creo que él fue muy claro que se aplicaron los protocolos, si alguien se queja de que un obispo o de una autoridad que está ocultando pues creo que esta organización la tomó, la queja se dio, se investigó y no procedió,  o sea no hubo un ocultamiento, tan es así que él cumplió con los protocolos, se me hace que son historias ya antiguas”, expuso.

No obstante, reiteró que por encomienda del Papa Francisco la iglesia católica tiene tolerancia cero ante este tipo de situaciones y la obligación de responder basados en un protocolo de atención.

“Se nos pidió a todas las diócesis del mundo tener un organismo de protección a menores, así se ha venido haciendo desde el 2018, hubo una reunión en Roma y precisamente se dijo que hay que tener tolerancia cero, de responder a los casos como se vayan dando, que estos organismos de protección a menores y personas vulnerables estén trabajando y creo que se ha procedido”, insistió.

Por otro lado, con relación al acoso sexual que cometió el padre Andrés en agravio a una adolescente de 14 años en Cuatrociénegas, mencionó que a poco más de un año que ocurrieron los hechos, el presbítero continúa en penitencia, es decir, que no está ejerciendo el sacerdocio públicamente y se encuentra en un proceso de acompañamiento para sanar la situación.