Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Sábado 02 de Marzo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Brindan ayuda psicológica a menores migrantes no acompañados

Heylin Sifuentes Arteaga busca asilo humanitario en la frontera. Foto: Moisés Santiago H

Heylin Sifuentes Arteaga busca asilo humanitario en la frontera. Foto: Moisés Santiago H

11 de Agosto 2021

NORMA RAMÍREZ / MOISÉS SANTIAGO

Entre las actividades que realiza el CAIF en Piedras Negras, destaca el apoyo psicológico a menores migrantes sin acompañantes que llegan a la frontera tras ser deportados o bien, con intención de cruzar a Estados Unidos. 

Eleazar  Chávez,  coordinador  del  DIF Coahuila Zona Norte, dio a conocer que los menores son atendidos en el albergue   Regreso a Casa y que se han percatado que son los más renuentes en volver a su país pues esperan reunirse con algún pariente en la Unión Americana.

Los especialistas han logrado asistir a estos menores para hacerles entender que lo mejor para ellos es estar con sus familias y no solos en una ciudad desconocida y sobre todo el riesgo que representa cruzar de manera ilegal a Estados Unidos.

El CAIF la cual tiene su sede en el edificio del DIF estatal en Piedras Negras presta atención a las familias, sobre todo para aquellas donde hay problemas de conducta, educativos, o que no quieren ir a la escuela o también los que son canalizados por medio de alguna institución como el  Pronnif o Seguridad Pública.

 

Buscan asilo humanitario

Heylin Alberto Sifuentes Arteaga, joven padre de familia, dice que viajan desde Honduras en busca del anhelado asilo de la Acnur que se ofrece en la frontera de México con Estados Unidos. 

Dijo que junto a su esposa y tres hijos quieren llegar a Piedras Negras para solicitar asilo humanitario debido a que existe una gran decadencia en su país natal. 

Dijo que se someterán al registro del ACNUR, que es la Agencia de la ONU para los Refugiados, en especial cuando se trata de emergencias y crisis humanitarias. En distintas partes del mundo ayudan a las personas que huyen de los conflictos armados y la persecución en sus países. 

De acuerdo a Heylin, la ayuda inicia desde que emprenden el camino desde su lugar de origen hasta que llegan a un lugar seguro donde vivir y finalmente, se integran a una sociedad para rehacer sus vidas.

Dijo que se aventuró con su familia para conseguir esta oportunidad dentro del registro y ahora están sus tres hijos con él: Cris  de 13 años, Josué de 11 y Dulce de 9. Su esposa Kenia le ayuda a realizar algunas artesanías típicas de Honduras como los atrapasueños que no es más que un aro con hilo tejido con un adorno donde se pueden atrapar plumas y cosas pequeñas que incluso decoran la casa 

Contó que la vida está difícil en Honduras donde por si fuera poco hace algunos meses una tormenta causó estragos en las comunidades dejando más desolación y pobreza por eso decidieron buscar una nueva vida.