Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 20 de Octubre 2021
UnidadInvestigación
| | |

La debacle de Rousseff y Lula avanza; 
los próximos meses serán cruciales

Brazil Impeachment President Strategy

Brazil Impeachment President Strategy

16 de Mayo 2016
Durante 180 días, Dilma Rousseff podrá preparar su defensa y en ese periodo Temer tendrá la responsabilidad de sostener al país y, según sus objetivos, reconciliarlo

IRIS DAFNÉ HERNÁNDEZ

Brasil se hunde cada vez más en la crisis. Con un gran rechazo popular, Dilma Rousseff es sometida a un juicio político promovido por quienes acusa como traidores, aquellos que la señalan por corruptelas –sin presentar pruebas contundentes–, pero que también tienen pendientes investigaciones en su contra.

Pese a todo, el “golpe de Estado”, como imputa Rousseff, se concretó luego de que en una sesión maratónica, el Senado de Brasil aprobó el juicio político de la presidenta brasileña, por lo que la mandataria permanecerá apartada de su cargo seis meses. Mientras tanto, quien primero fuera su brazo derecho y después se identificara como su más férreo enemigo, el exvicepresidente de Brasil, Michel Temer, ocupa la Presidencia del gigante  de Sudamérica.

Durante 180 días, Dilma Rousseff podrá preparar su defensa y en ese periodo Temer tendrá la responsabilidad de sostener al país y, según sus objetivos, reconciliarlo.

Temer fue nombrado oficialmente, sin embargo, no hubo una ceremonia de traspaso de mando ni una investidura propiamente dicha.

Tras ser elegido, el Presidente interino nombró a su nuevo equipo de trabajo, en donde los 21 ministros son hombres, entre políticos y empresarios.

La administración de Temer puede acabar junto con el proceso en caso de que Rousseff sea absuelta, pero si es finalmente destituida el Presidente interino completará el mandato hasta el 1 de enero de 2019.

Desde 1985, Brasil no atravesaba una situación similar. Hace 21 años cayó el dictador Joao Figueiredo, que tenía a Esther de Figueiredo Ferraz como titular de la cartera de Educación.

Michel Temer, de 75 años, es dirigente del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), partido que formó una coalición con el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff. Es abogado y fue presidente de la Cámara de Diputados durante sus tres mandatos como legislador.

EL PROCESO

A partir del 16 de mayo, la comisión especial, integrada por 21 senadores y que fue la encargada de analizar los méritos jurídicos de las acusaciones, se reunirá para definir un calendario de trabajo para que comience el juicio político, el cual puede durar meses; también están contemplado escuchar los testimonios de la parte acusadora y de la defensa.

Asimismo, serán citados testigos que puedan contribuir para la producción de pruebas, tanto a favor como en contra de Rousseff, y será elaborado un informe final con las conclusiones del caso.

El informe será votado en la comisión y, en caso de ser aprobado por una mayoría, se dirigirá al pleno del Senado, que en una única sesión decidirá si Rousseff será finalmente destituida. Esa última sesión del proceso será dirigida por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, cuyo mandato vence en septiembre y será sustituido por la magistrada Cármen Lúcia Antunes.

Si para ese momento el proceso no ha concluido, esa última sesión sería presidida por Antunes, quien de esa manera dirigiría el trámite que pudiera poner fin al mandato de la primera mujer elegida para gobernar el país.

RESIDENCIA

El tiempo que dure el juicio político, la mandataria se mantendrá alejada del gobierno, pero seguirá viviendo en el Palacio de Alborada, la residencia oficial de Brasilia, un edificio de siete mil metros cuadrados y tres plantas que tiene sótano, pistas de aterrizaje, auditorio, lavandería, centro médico, habitaciones utilizadas para las recepciones oficiales, cuatro suites, dos apartamentos, una biblioteca, una piscina olímpica climatizada, una sala de música, dos salas de comedor y varias salas de reuniones.

En caso de que quiera ser trasladada, Dilma Rousseff podrá utilizar aviones de la Fuerza Aérea y mantendrá un número reducido de colaboradores que definirá el Senado.

JUEGOS OLÍMPICOS

Ante esta situación que le ha dado la vuelta al mundo, el líder del Comité Olímpico Internacional (COI) y vocero del comité organizador, Mario Andrada, aseguró que los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no se verán afectados por el juicio político que enfrenta Dilma Rousseff.

Afirmó que “los juegos se beneficiarán tremendamente ahora que ha avanzado la situación política. Hemos llegado lejos con los juegos a pesar de una situación política muy complicada”.

Y consideró: “Ahora que la situación (política) se aclaró, podemos concentrarnos sólo en una cosa”.

DGM:.