Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Domingo 19 de Mayo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Rechazo de maestros y desconocimiento de herramientas de apoyo enfrentan alumnos invidentes

Foto: Laura Estrada

Foto: Laura Estrada

13 de Octubre 2022

LAURA ESTRADA

Para superar las etapas educativas y hoy estar en tercer semestre de la carrera en psicología, además de integrarse a laborar en el Lector Óptico, el joven Jesús Francisco Vallejo Martínez, tuvo que enfrentar retos que lejos de desalentarlo, lo impulsaron a elegir esta licenciatura para ayudar a personas que como él, padecen una discapacidad.

Entre otras situaciones adversas, enfrentó el rechazo de maestros por desconocimiento de herramientas para la enseñanza a débiles visuales e invidentes, principalmente en la preparatoria regular dónde inició sus estudios, para después mudarse a la educación especial en el Centro de Atención a Estudiantes con Discapacidad (CAED), creado en el año 2013 en el CBTIS 54, de dónde egresó, no sin antes enfrentarse también a la revalidación de materias que retrasó su graduación.

Hoy ya en su educación superior y con la oportunidad de incorporarse a la vida laboral, dijo sentirse muy orgulloso de poder integrarse al Lector Óptico junto a Alma Jiménez Leyva, a quien se refirió como su mentora, ya que a ella agradece el haber aprendido el sistema de lecto escritura braille y darle las herramientas necesarias para hacer sus tareas, aún y cuando sus profesores le decían “yo no puedo trabajar contigo”.

Manifestó que sobre todo en la educación media superior regular, hay barreras porque los maestros desconocen las herramientas para la enseñanza a invidentes o cualquier otra discapacidad, de igual manera en algunas universidades, pues por experiencia propia, tuvo que dejar la la primera escuela donde se inscribió a sistemas computacionales, por qué sus maestros abiertamente le dijeron que no podían trabajar con él.

Sobre la inclusión, dijo que “vamos avanzando que es lo importante, las personas te van incluyendo en las actividades”, pero lo más importante es que la “inclusión empieza por uno mismo”, y en ese sentido es que decidió estudiar psicología, fue aceptado en una universidad privada de Acuña y dice que hasta el momento no ha tenido obstáculos.

Ahora su sueño es concluir su carrera para ayudar a personas como él, con alguna discapacidad, ya que las emociones a veces no se saben sobrellevar y tiene especial interés en especializarse en la atención de niños.