Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 13 de Octubre 2020
UnidadInvestigación
| | |

El Líbano se enfrenta a su "mayor peligro" y necesita elecciones, dice el patriarca Al-Rai

LYNXNPEG7F091.jpg,Personas asistiendo a una oración cerca del lugar de la explosión masiva en Beirut, Líbano, el 15 de agosto de 2020. REUTERS/Thaier Al-Sudani
; Crédito: THAIER AL-SUDANI, Reuters

LYNXNPEG7F091.jpg,Personas asistiendo a una oración cerca del lugar de la explosión masiva en Beirut, Líbano, el 15 de agosto de 2020. REUTERS/Thaier Al-Sudani ; Crédito: THAIER AL-SUDANI, Reuters

16 de Agosto 2020
L-BANO-SEGURIDAD-EXPLOSI-N:El Líbano se enfrenta a su "mayor peligro" y necesita elecciones, dice el patriarca Al-Rai

Por Laila Bassam

BEIRUT, 16 ago (Reuters) – El principal clérigo cristiano del Líbano pidió el domingo que se celebraran elecciones parlamentarias anticipadas y que se formara un gobierno para rescatar al país en lugar de a la “clase política” gobernante, después de que la gran explosión en el puerto de Beirut sumiera a la nación en la confusión.

El hasta ahora encargado del gabinete renunció en medio de airadas protestas por la explosión del 4 de agosto que mató a más de 172 personas, dejó 6.000 heridos y a otras 300.000 personas sin hogar, así como la destrucción de varias extensiones de la ciudad mediterránea, agravando una profunda crisis financiera.

El patriarca Bechara Boutros Al-Rai, cardenal libanés, Patriarca de Antioquía y cabeza de la Iglesia católica maronita, de la que el jefe de Estado debe provenir bajo un reparto de poder sectario, advirtió que el Líbano se enfrenta hoy a “su mayor peligro”.

“No permitiremos que el Líbano se convierta en una carta de compromiso entre las naciones que quieren reconstruir los lazos entre sí”, dijo Al-Rai en un sermón dominical, sin nombrar ningún país.

“Debemos comenzar inmediatamente con el cambio y celebrar elecciones parlamentarias anticipadas rápidamente sin la distracción de discutir una nueva ley electoral y formar un nuevo gobierno”.

Varios parlamentarios presentaron su dimisión por la explosión del puerto, pero no en el número necesario para disolver el parlamento.

Según la constitución, el presidente Michel Aoun debe designar un candidato a primer ministro con el mayor apoyo de los bloques parlamentarios, pero la presidencia aún no ha dicho cuándo se realizarán las consultas.

Un aluvión de diplomacia occidental y regional se abalanzó sobre el Líbano después de la explosión que sumió al país en un vacío políticos y alimentó la ira contra los dirigentes ya acusados de corrupción y mala gestión. El colapso financiero, además, ya había devastado la moneda y congelado los ahorros.

Autoridades francesas y estadounidenses de visita en el lugar han vinculado cualquier ayuda financiera extranjera con la aplicación de reformas exigidas durante largo tiempo, incluido el control estatal del puerto y las fronteras libanesas.

Irán, visto como un actor importante en el Líbano a través del apoyo al poderoso movimiento chií Hezbolá que ayudó a formar el gabinete saliente, ha dicho que la comunidad internacional no debe aprovecharse del dolor del Líbano para ejercer su voluntad.

Al-Rai dijo que el pueblo libanés quiere un gobierno que revierta años de corrupción “nacional, moral y material”, promulgue reformas y “rescate al Líbano, no a los líderes y la clase política”.

Aoun ha dicho que la investigación está examinando si la negligencia, accidente o “interferencia externa” causó que más de 2.000 toneladas de nitrato de amonio almacenadas durante años sin medidas de seguridad detonaran en Beirut. El presidente del país también añadió que la ciudad había pedido a Francia y a los Estados Unidos que el FBI ayudara en la investigación. En este sentido, un alto diplomático de los Estados Unidos dijo que los agentes del FBI debían llegar este fin de semana.

El fiscal general del Líbano ha presentado de momento cargos contra 25 personas, incluidos altos dirigentes de puertos y aduanas y oficiales de seguridad.

Array

(Información de Laila Bassam y Ghaida Ghantous; escrito por Ghaida Ghantous; editado por Philippa Fletcher; traducido por Andrea Ariet en Gdansk)