Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 24 de Septiembre 2020
UnidadInvestigación
| | |

ENFOQUE-Tradicionales títeres "Bunraku" para niños ayudan a japoneses a sobrellevar el coronavirus

LYNXMPEG891BK.jpg,Kanjuro Kiritake, maestro de títeres japoneses Bunraku, en una presentación en el Teatro Nacional, Tokio, Japón, 7 septiembre 2020.
REUTERS/Issei Kato  ; Crédito: ISSEI KATO, Reuters

LYNXMPEG891BK.jpg,Kanjuro Kiritake, maestro de títeres japoneses Bunraku, en una presentación en el Teatro Nacional, Tokio, Japón, 7 septiembre 2020. REUTERS/Issei Kato ; Crédito: ISSEI KATO, Reuters

10 de Septiembre 2020
SALUD-CORONAVIRUS-JAPON-BUNRAKU:ENFOQUE-Tradicionales títeres "Bunraku" para niños ayudan a japoneses a sobrellevar el coronavirus

Por Junko Fujita

OSAKA, Japón, 10 sep (Reuters) – Encerrados en sus casas durante semanas mientras Japón estaba en estado de emergencia por el coronavirus, Kanjuro Kiritake, el renombrado maestro de títeres japoneses Bunraku, debió cancelar todas sus presentaciones y se vio afectado por una profunda ansiedad.

Su arte, un tradicional teatro de marionetas japonés solo para hombres, nació en Osaka a fines de 1600, pero en 2020 se sintió existencialmente amenazado, confesó.

“Muchas cosas pasaron por mi cabeza: cuándo terminaría la pandemia, cuándo se reanudarían las actuaciones, si mi maestro de 87 años podría volver a actuar alguna vez”, dijo Kanjuro, de 67 años, en su casa, que tiene una habitación dedicada a los títeres.

La solución fue pasar su tiempo en casa haciendo títeres para niños, en una búsqueda rara para un titiritero Bunraku. Para Kanjuro, esto se remonta a décadas de esfuerzos por mantener vivo un arte de siglos de antigüedad, que ha estado enseñando en la escuela primaria Kozu de Osaka durante 17 años.

Casi 30 estudiantes de sexto grado participaron en las clases recientes, en las que los niños practicaban sus títeres en un gimnasio en medio de un abrasador calor, como Kanjuro les enseñaba.

En Bunraku, cada títere es manejado por tres personas -el titiritero principal y otros dos están vestidos de negro y con la cabeza cubierta. El principal opera la cabeza y la mano derecha, mientras otra persona manipula la mano izquierda y otra ambos pies. Las interpretaciones están acompañadas por narradores, o tayu, e instrumentos tradicionales.

Los cinco títeres que Kanjuro hizo tenían caras cómicas enmarcadas por hilos de pelo. También usaban calcetines en colores brillantes que había comprado online.

Siguiendo el camino de su padre, Kanjuro comenzó su carrera de titiritero a los 14 años, convirtiéndose en discípulo de Minosuke Yoshida, quien a los 87 años es el titiritero vivo más anciano.

Como todos los demás, comenzó con los pies de los títeres, luego pasó a la mano izquierda. Puede tomar más de 30 años hasta que a un titiritero se le permita manipular la cabeza.

“Es un rol invisible y duro. El público no sabe quién eres y el aplauso va para el titiritero principal”, dijo, en referencia a operar las extremidades.

Kanjuro es uno de los artistas de Bunraku más conocidos de Japón, pero le preocupa conseguir talentos jóvenes.

El Teatro Nacional Bunraku en Osaka ofrece un curso de formación gratuito de dos años del que se han graduado más de la mitad de los 83 artistas actuales. Pero la popularidad del arte estaba disminuyendo incluso antes de la pandemia y solo había dos estudiantes en formación en septiembre.

Array

(Reporte de Junko Fujita. Editado en español por Lucila Sigal)