Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 15 de Octubre 2021
UnidadInvestigación
| | |

¿Quién violó a la niña?

Cyntia Moncada. Foto: Especial

Cyntia Moncada. Foto: Especial

22 de Septiembre 2021

CYNTIA MONCADA

Que cada 72 minutos una adolescente dé a luz en Coahuila no es normal; que el año pasado 111 niñas menores de 15 años se convirtieran en madres no es normal; que se obligue a niñas y adolescentes a asumir una responsabilidad para la que no están preparadas y que se justifique al violador tampoco es normal. 

Desde la organización Matatena hemos trabajado los últimos años en la visibilización del embarazo y la maternidad infantil y adolescente, así como en la necesidad de implementar políticas públicas eficaces para erradicarlo.

Hace unos meses publicamos nuestro primer informe con el que buscamos contribuir al entendimiento de esta problemática y poner los focos en uno de los factores que la originan: la violencia sexual. 

Todos los proyectos y programas se enfocan en las niñas y adolescentes, y no es para menos, la necesidad de fortalecer, acompañar, garantizar y restituir sus derechos es una prioridad también para nosotras. Sin embargo, se ha pasado de largo que la mayoría de los embarazos en estas edades son causados por violación. 

Muchas veces, son abusos disfrazados de aparentes relaciones consentidas, en las que las niñas no estaban en condiciones ni tenían la información suficiente para tomar una decisión. 

Según el informe de Matatena, la edad de la mayoría de los progenitores está entre los 18 y 25 años, pero hay casos en los que tienen más de 50. Y aunque tener relaciones con niñas, niños y adolescentes es un delito desde el 2015, cada tres días una niña da a luz en Coahuila y poco se ha responsabilizado a los violadores.

Por eso, en el marco del día Nacional para la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes, que se conmemora el próximo 26 de septiembre, Matatena realiza una campaña que busca hacer un llamado para dejar de normalizar la violencia sexual contra las niñas y adolescentes.

Dejar de romantizar la violación, denunciar, prevenir y erradicar la violencia es una responsabilidad que todos los sectores de la sociedad debemos asumir.