Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 23 de Septiembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Los candidatos y las tensiones en Morena

Rubén Aguilar. Foto: Especial

Rubén Aguilar. Foto: Especial

15 de Septiembre 2021

RUBÉN AGUILAR VALENZUELA

¿Cómo decidirá Morena la nominación de su candidato para la elección presidencial de 2024? Los candidatos a gobernador han sido elegidos a través de encuestas donde nunca se sabe quién las hizo y cuál es su verdadero resultado.

Ese ejercicio es una cortina de humo, para dar “credibilidad” a la elección del candidato que ya se tenía desde antes. Quien decide es el fundador y dueño del partido, que es el presidente López Obrador.

Hasta ahora nadie se ha atrevido a cuestionar las decisiones del presidente. Todos los candidatos no favorecidos se someten. Nadie se atreve a protestar.

El operador de las decisiones del presidente es Mario Delgado, supuesto líder del partido, cuya única función es operar las órdenes que se le dan desde Palacio Nacional.

¿La elección del candidato de Morena a la presidencia de la República será por el turbio proceso de las encuestas? ¿Será un acto de aclamación pública?

En Morena todos saben que hay un gran elector y es el presidente a la más vieja manera del dedazo en los años del PRI. El mecanismo que utilice es irrelevante.

El presidente ha mencionado a una decena de posibles candidatos de Morena. La decisión final es solo de él y puede ser cualquiera de ellos, pero también alguien que todavía no ha sido mencionado.

Al día de hoy solo se ve que los candidatos pueden ser: Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México; Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, y Ricardo Monreal, senador de la República. Los tres, de una u otra manera, han dicho que quieren serlo.

En Morena, también dentro del gobierno, se habla que la elegida por el presidente para ocupar ese puesto es Sheinbaum. Eso supondría un claro y evidente favoritismo.

Dicen que la decisión presidencial se fundamenta en que ella es mujer y eso ofrece buenas posibilidades en la competencia, pero también que le es absolutamente incondicional.

En ese supuesto surgen tres preguntas: ¿Ebrard y Monreal se van a sujetar sin más a la decisión presidencial? ¿De no hacerlo van a buscar ir a la elección por otro partido? ¿Cuál?

A medida que pasen los meses la tensión entre los posibles candidatos irá creciendo y también en sus equipos que ya están en franca campaña.

Se sabe que en su condición de candidatos Sheinbaum, Ebrard y Monreal se reúnen no solo con gente del partido y del gobierno sino también con diversos sectores sociales.

Las especulaciones en la medida que pasen los meses irán creciendo y podrán ser o no verdaderas, lo que sí es absolutamente evidente es que los tres están ya en campaña.

Twitter: @RubenAguilar