Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Lunes 06 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Las estrategias operativas, para articular la comunicación de los mandatarios populistas de África

Rubén Aguilar. Foto: Especial

Rubén Aguilar. Foto: Especial

11 de Noviembre 2021

RUBÉN AGUILAR VALENZUELA

Semanas atrás en la Revista Etcétera analicé la estrategia de comunicación y el discurso de seis mandatarios populistas de África: John Pombe Joseph Magufuli (1959-2021), presidente de Tanzania (murió en marzo por Covid-19); Andry Nirina Rajoelina (1974), presidente de la República de Madagascar; Paul Barthélemy Biya’a bi Mvondo (1933), presidente-dictador de la República Federal de Camerún; Évariste Ndayishimiye (1968), presidente de la República de Burundi; Issayas Afewerki (1946), presidente-dictador de la República de Eritrea y Salva Kiir (1951), presidente del Sudán del Sur, el país más joven del mundo.

 

Lo común en el marco de la gran estrategia

La gran estrategia se traduce a partir de estrategias operativas compartidas que son:

  • Asumirse como líderes fuertes y carismáticos que tienen relación cercana con la agente. Se ven como mesías salvadores.
  • Proponerse como los únicos capaces de garantizar la estabilidad y la paz amenazada por diversos conflictos internos y externos.
  • Presentarse como trabajadores. Dedicados de pleno a su tarea. Son los únicos que tienen la experiencia que se necesita para resolver los problemas.
  • Concentrar todo el poder civil y militar en ellos. Afianzarse por todos los medios en el cargo. Son regímenes autoritarios o dictatoriales. 
  • Reelegirse de manera permanente por años y años. Han cambiado las constituciones, para que sea legal. Recurren al fraude electoral.  
  • Ejercer un control político total. Utilizar las instituciones del Estado, para sostener, a toda costa, su proyecto.
  • Minimizar la gravedad y los efectos de la pandemia bajo argumentos de tipo religioso o conspirativo.  
  • Plantear que luchan contra la corrupción cuando son gobiernos particularmente corruptos. Algunos de esos países son considerados los más corruptos del mundo. 
  • Asegurar que luchan en contra de la inseguridad en países particularmente violentos. (Violencia política).
  • Plantear el falso dilema de si no estás conmigo estás contra mí.
  • Actuar de manera antidemocrática y represiva. Arrestar y juzgar a dirigentes políticos opositores a quienes se les acusa de diversos delitos en contra de la Nación, la paz e incitar al odio.
  • Violentar sistemáticamente la libertad de expresión. Encarcelar a periodistas.

 
Historias distintas

Las estrategias operativas y el discurso (forma y contenido) de todos los mandatarios populistas se parecen, ya sean de izquierda o de derecha. Y también hay semejanzas, aunque unos vivan en América y otros en Europa, Asia o África. Surgen muchas preguntas en torno a esta realidad. No hay todavía sólidas explicaciones. La gran pregunta es ¿por qué en realidades y culturas tan diversas hay tantas identidades? La respuesta exige investigación que está por hacerse.

En el caso de los populistas de África objeto de este artículo los seis son nacionalistas y autoritarios. Tienen historias, trayectorias políticas y personalidades muy distintas, aunque todos vivan en África. Dos de ellos son dictadores con muchos años en el poder (Biya’a bi Mvondo y Afewerki). Dos son católicos “fervientes” (Magufuli y Ndayishimiye). Uno es cristiano practicante (Kiir). Uno tiene estudios de doctorado en química (Magufuli) y otro estudió ciencias políticas en la Sorbona (Biya’a bi Mvondo). Uno es empresario y se educó en Francia (Rajoelina). Tres fueron guerrilleros en la lucha por la independencia de sus naciones (Ndayishimiye, Afewerki y Kiir). Los asemeja que todos gobiernan países muy pobres y con múltiples y complejos problemas. 

 

Twitter: @RubenAguilar