Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Domingo 23 de Enero 2022
UnidadInvestigación
| | |

La realidad de la política social de López Obrador

Rubén Aguilar. Foto: Especial

Rubén Aguilar. Foto: Especial

10 de Enero 2022

RUBÉN AGUILAR VALENZUELA

En los primeros tres años del gobierno del presidente López Obrador se han incorporado al sector de la pobreza 3 millones 800 personas, un aumento del 7.3 % con relación a 2018, según el Consejo Nacional de la Política y Desarrollo Social (Coneval).

De ellas 2 millones 900 mil pasaron a la extrema pobreza, 24% más de acuerdo al informe Medición Multidimensional de la Pobreza 2018-2020. Con la actual política social se ha frenado la reducción de la pobreza que venía desde hace 20 años.

En los últimos diez años, de 2008 a 2018, la pobreza se redujo de 44.4 % a 41.9 %. Una caída de 2.5 puntos porcentuales a una tasa anual promedio de 0.24. Y la pobreza extrema disminuyó en 3.6 % a una tasa de 0.36 al año.

La cobertura de los programas sociales ha venido cayendo en los años que lleva el actual gobierno. En 2018, el 61 % de los hogares más pobres recibía el apoyo de algún programa social.

En 2019, sólo el 54 %, en 2020, el 49 % y en 2021, el 50 %. Una reducción de 11 puntos porcentuales en tres años. Así, como consecuencia de la actual política social, en 2020, el 10 % de la población más pobre recibió 34 % menos recursos que en 2018.

A cambio, de manera contradictoria con el slogan presidencial “primero los pobres”, la población con mayores ingresos, que en 2018 recibía algún apoyo, en 2020 se duplicó. Creció en 100 %.

Los programas sociales del actual gobierno no están diseñados para favorecer a los más pobres sino que muestran, por la vía de los hechos, son para que “les toque menos”, asegura Gonzalo Hernández Licona, que creó el Coneval.

En la misma línea el Instituto de Estudios sobre Desigualdad (INDESIG) sostiene que en 2016, el 61 % de los hogares más pobres eran beneficiados de algún programa social, pero en 2020 sólo el 35 %.

Y también muestra con datos duros que los hogares más ricos duplicaron el porcentaje de beneficiarios. En todo caso el slogan que realmente se hace realidad en el actual gobierno es “primero los ricos”.

De esta manera el 10 % de los hogares más pobres se quedan con solo el 10 % del monto total de las transferencias del gobierno que es una cantidad casi igual de la que se queda el 10 % de los hogares más ricos que reciben el 8 % del total de los recursos de los programas sociales.

Una deficiente focalización de los hogares más pobres y el privilegiar la entrega de los programas sociales en las zonas urbanas, que lucen más y tienen mayor rentabilidad político-electoral, es la explicación de que los programas sociales no lleguen a estos hogares, que son los más necesitados.

Que los hogares más ricos sean los más beneficiados es porque estos tienen más facilidad para acceder a las oficinas públicas y mayor disponibilidad de recursos como el Internet, para inscribirse a los programas sociales.

Es evidente que la política social del gobierno que encabeza López Obrador ha perjudicado a los más pobres y beneficiado a los más ricos. Los datos duros y no los discursos expresan la realidad. No hay lugar a la interpretación. Las estadísticas utilizadas son generadas por instituciones del gobierno federal.

 

Twitter: @RubenAguilar