Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 07 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

La puerta falsa

Foto: Especial

Foto: Especial

04 de Noviembre 2021

HUGO DIAZ AGUILERA

Se ha dicho hasta el cansancio que los efectos provocados por la pandemia de COVID 19 no se reducen a aspectos económicos, de salud y/o diversión. En esta columna se sugirió alguna vez a los padres de familia estar al pendiente de sus hijos niños y jóvenes, pues el hecho de no tener convivencia con sus pares (otros niños u otros jóvenes) podría llevarlos a un estado de depresión en el que buscaran otro tipo de distracción, desde flagelarse, hasta provocarse heridas con objetos punzo cortantes.

Según especialistas del tema esto lo hacen ante la ansiedad que les invade y la acumulación de tensión emocional que solo de esa manera alivian, cual olla de presión que antes de estallar libera el vapor por la válvula auxiliar.

Lo anterior suele ser el preludio de lo que puede convertirse, con el paso el tiempo si no se atiende, en  un suicidio. La región sureste de Coahuila es la que más alto índice de estos hechos presenta. La zona carbonífera hoy se está convirtiendo en una candidata fiel a pelearle esa nada honrosa posición, no por el número de suicidios pero sí en base a la densidad de población.

De acuerdo con datos de la fiscalía del estado delegación carbonífera cuestiones de tipo sentimental, emocional y en aunque en menor medida la ingesta de alcohol y drogas son la principal causa que llevó a los ahora occisos a tomar la fatal decisión.

Entre otras causas sobresalen la cuestión económica, desempleo así como enfermedades terminales. En los momentos que esto se escribe es reportado otro suicidio en el mineral de Palaú en el barrio tiro 22, se trata de un hombre de 47 años de edad que se colgó de árbol, sin dejar recado póstumo.

Los síntomas más comunes que pueden dar luz sobre un potencial suicida son: hablar frecuentemente de muerte, sentimiento de culpa, considerarse carga para la sociedad, sentirse vacío, sentir ansiedad, cambios repentinos de comportamiento, etc.

El suicidio no distingue edad, sexo, posición económica o color de piel, ni grado académico, por lo que urge que grupos de la sociedad civil concuerden un plan de trabajo ante la miope atención que la propia fiscalía ha prestado a este fenómeno en la región y evitar la muerte de más personas por situaciones que con un poco de motivación puedan resolverse.

La motivación no dará para pagar las deudas que pudieran agobiar a una persona o mitigar la falta de compañía para alguien, pero si lograran que estas personas que se encuentran enfrentando estas circunstancias lo hagan con una actitud diferente que los haga desistir de escapar por la puerta falsa.

La cifra indica cerca de 18 suicidios registrados en lo que va de este 2021 y todavía le quedan 2 meses. Los servicios de atención sicológica gratuita que ofrece la fiscalía se deben dispersar de una manera más inteligente, ¿Cuántos suicidios más esperarán en la dependencia para poner acción sobre el tema?