Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 26 de Octubre 2021
UnidadInvestigación
| | |

El regreso a clases

Foto: Especial

Foto: Especial

27 de Agosto 2021

LUIS GUILLERMO HERNÁNDEZ ARANDA

-No quiero llevar a mi hijo a la escuela, tengo miedo que se contagie de Covid19. 

Esta fue la frase más recurrente del regreso a clases. En grupos de Facebook, de WhatsApp, y en charlas personales fue constante. En todos los estratos sociales el sentimiento de angustia e incertidumbre se repetía.

El miedo sin duda es justificado, sobre todo cuando el gobierno federal no da certidumbre. Por un lado dice que no es necesario volver a vacunar a los maestros cuando Cansino recomienda una segunda dosis después de ocho meses y por el otro, mientras en todos los países apuestan por vacunar a los menores de 18 años con la vacuna Pfizer, en México el presidente Andrés Manuel López Obrador afirma que no va a caer en estrategias de consumismo.

La Cuarta Transformación nuevamente muestra su desprecio por los datos duros y la evidencia científica. La ciencia no importa, sólo la palabra del presidente.

Creo que era necesario el regreso a clases. En lo personal con mi hijo de 4 años vi los problemas que le generaron la pandemia.  Por el encierro su desarrollo se vio afectado como muchos niños y adolescentes. Finalmente somos seres sociales y la salud mental de todos se vio trastocada con la llegada del Covid19.

Platicando con la psicóloga clínica, Irene Rojas, me comentaba que muchos jóvenes de preparatoria y universidad no querían regresar a clases presenciales porque desarrollaron el síndrome de la cabaña que se refiere a miedo por salir a la calle. 

“Miedo a contactar con otras personas fuera de las paredes de nuestra casa, temor a realizar actividades que antes eran cotidianas como trabajar fuera de casa, coger medios de transporte público, relacionarnos con otras personas”.

Muchos jóvenes y adultos desarrollaron problemas de obesidad, anorexia, incluso los suicidios han aumentado. Lo académico mal que bien lo resolvemos en línea con clases virtuales, pero si es urgente la socialización de acuerdo a diversos especialistas.

Claro que no se trata de lanzarse al “borras” como lo plantea el presidente en el sentido de que “llueve, truene o relampaguee”, o busque convencernos con un curso de motivación barata teniendo de fondo musical Los Caminos de la Vida. Es necesario tener protocolos, coordinación entre las autoridades, maestros, padres de familia. 

En Coahuila ha habido un manejo responsable de la pandemia, incluso se ha convertido en referente nacional. El gobernador, Miguel Riquelme, fue el primero en solicitar la revacunación de los maestros y también de pedir vacunas para los niños y adolescentes de 12 a 18 años. Tomar decisiones a partir de los subcomités regionales de salud ha permitido atender los problemas de manera local sin visión centralista.

Coahuila inició clases una semana antes que todos y los padres de familia jugamos un papel fundamental en evitar que se propaguen los contagios para que vivamos un feliz regreso a clases.