Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 01 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Cuéntame una de tránsitos

Foto: Especial

Foto: Especial

05 de Noviembre 2021

LUIS GUILLERMO HERNÁNDEZ ARANDA

Circulaba por el Periférico Raúl López Sánchez en Torreón el pasado viernes cuando una patrulla de vialidad me indicó que me detuviera. Obedecí, bajé la ventanilla y un agente de tránsito me indicó cuál había sido mi falta.

El agente me pidió la licencia de conducir y al ver mi nombre me preguntó sí yo era el que subía videos a las redes sociales. Asentí y le dije que procediera con la infracción. Mientras iba llenando la boleta comenzamos a platicar. El agente, que por obvias razones omito su nombre, me contó que llevaba más de 10 años trabajando como tránsito.

-Ya van a descansar con el cambio de administración, deben ir mejor las cosas para ustedes, le dije al agente en clara referencia a que en la gestión de Jorge Zermeño había sido la corporación más criticada, no sin razón, ya que durante cuatro años algunos agentes golpearon a ciudadanos, además de que multaban sin mayor justificación. La antialcohólica se convirtió en una herramienta de extorsión más que de prevención.

– ¿Qué le puedo decir? Uno es agente y se lleva las mentadas de madre, pero nosotros sólo recibimos órdenes.

– ¿Pedro Luis Bernal les exigía una cuota?, ¿cumplir con un número de infracciones?

-Cada jefe tiene su estilo, me dijo con una sonrisa de resignación, pero también de afirmación a mi pregunta.

Me entregó mi infracción y me dijo: no todos los agentes somos malos ni queremos abusar de los ciudadanos, pero…usted sabe son órdenes.

Otro testimonio similar recogí unos días después. El pasado 2 de noviembre acudí con mi familia al concurso de Altares y Catrinas organizado por el diputado federal, Shamir Fernández, y que tuvo como sede la Plaza Mayor. 

En la calle Ramón Corona casi esquina con Matamoros hay lugares reservados para personas con discapacidad, los cuales estaban ocupados por autos que no portaban placas especiales.

Me acerqué a una agente de tránsito para comentarle el problema, incluso llevaba a mi hijo en su silla de ruedas para que entendiera el porqué de mi molestia. Me dijo que estaban estacionados indebidamente, pero nada podía hacer.

-No quiero estacionarme ahí, pero creo que si los debería de multar.

A lo que la agente me respondió que no era negocio para ella, y para su jefe, aplicar multas que se iban a dejar en el parabrisas del coche y no daba la oportunidad de “negociar” con el ciudadano el clásico “moche” o “mordida”.

-Órdenes son órdenes me dijo la agente.

En una semana dos testimonios fortuitos de las órdenes que han recibido los agentes de tránsito en la administración de Jorge Zermeño sobre “cómo” trabajar. Mucho tendrá que hacer Román Alberto Cepeda, alcalde de Torreón, para cambiar la imagen de una corporación que como nunca fue señalada de corrupción y abusos contra los ciudadanos.

 

@lharanda