Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 03 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Altas expectativas

Foto: Especial

Foto: Especial

19 de Noviembre 2021

LUIS GUILLERMO HERNÁNDEZ ARANDA

Torreón, Matamoros, San Pedro y Parras, son municipios que en estos momentos tienen un común denominador: pésimas administraciones municipales que no solucionaron los problemas de los ciudadanos y por el contrario saquearon el presupuesto.

Los panistas Jorge Zermeño y Patricia Grado, así como los morenistas Horacio Piña y Ramiro Pérez, decepcionaron la confianza de los ciudadanos. Historias de corrupción y beneficios a sus respectivas familias han sido documentadas a lo largo de estos años por diferentes medios de comunicación en Coahuila.

Hubo quien desde el inicio de su administración colocó a su familia en la nómina municipal como Horacio Piña, hasta que como Jorge Zermeño concedió millonarios contratos a empresas vinculadas con sus hijos. El modus operandi fue diferente pero el objetivo el mismo: beneficiarse del poder.

Ramiro Pérez Arciniega, alcalde de Parras, ya compareció en la Fiscalía Anticorrupción. La administración de Jorge Zermeño tiene varias observaciones de parte de la Auditoría Superior del Estado e investigaciones similares existen en San Pedro y Matamoros. 

A poco más de un mes de entregar el poder estos alcaldes brillan por su ausencia. Tras perder las elecciones únicamente se dedican a cobrar y llevarse lo que puedan, si es que dejaron algo. Denuncias de calles en mal estado, falta de agua, de alumbrado, basura, aumento de robos, se pueden leer todos los días en los medios de comunicación y en las redes sociales.

De ahí que existan grandes expectativas de lo que puedan hacer en el gobierno Román Alberto Cepeda en Torreón, Miguel Ángel Ramírez López en Matamoros, Fernando Orozco en Parras y David Ruíz en San Pedro, todos ellos priistas.

Los nuevos alcaldes que ganaron con un amplio margen deben estar conscientes que los ciudadanos los eligieron buscando una solución a los problemas que viven día a día. Cansados por los nulos resultados de los ediles salientes, de la corrupción, del enriquecimiento de familiares, los ciudadanos le dieron su confianza a estos priistas que deben dar resultados en poco tiempo y sobre todo construir una historia diferente a la de sus antecesores.

Los próximos presidentes municipales tienen como gran aliado al gobernador, Miguel Riquelme, a quien le gusta dar resultados y enfrentar los problemas. Esas características le han permitido ser de los gobernadores mejor evaluados a nivel nacional. Además, que el hecho de pertenecer al mismo partido obliga a una mayor coordinación. 

En el terreno político los nuevos alcaldes deben estar conscientes que de ellos depende que el PRI continúe siendo el partido fuerte de Coahuila, pero más importante aún es dar resultados a los ciudadanos que gracias a su voto les dieron la oportunidad de llegar a ese puesto para servir no para servirse.

 

@lharanda