Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 26 de Enero 2022
UnidadInvestigación
| | |

Al Charro no le tiembla

Foto: Especial

Foto: Especial

26 de Noviembre 2021

LUIS GUILLERMO HERNÁNDEZ ARANDA

Miguel Ángel López Ramírez, alcalde electo de Matamoros, no duda cuando dice que va a ir contra aquellos funcionarios de la administración de Horacio Piña que obstaculicen el proceso de entrega-recepción y quieran “desaparecer” información, así como equipo de oficina.

“Si encontramos alguna observación administrativa no nos va a temblar la mano para iniciar los procesos administrativos, judiciales o lo que se tenga que hacer”, ha dicho en entrevistas realizadas por diferentes medios de comunicación. 

A diferencia de otros alcaldes electos, el Charro ha estado muy pegado al proceso de entrega-recepción, reuniéndose con funcionarios salientes y con su equipo de trabajo, el cual ya dio a conocer en su página de Facebook para desde el 1 de enero dar resultados.

“No es un tema de un revanchismo político, simplemente es que cumplan con su responsabilidad. Si ellos tienen a su cargo parque vehicular pues que lo cuiden, que lo mantengan en buenas condiciones”, ha dicho el Charro.

Y es que el estado que guardan las oficinas, el equipo de cómputo y el parque vehicular es crítico. La administración de Horacio Piña saqueó literalmente el municipio. No le importó afectar el capital político de Morena y mucho menos manchar el nombre de su padre que es una leyenda del béisbol internacional. Mientras su padre será recordado por sus hazañas deportivas, Horacio Piña pasará a la historia como uno de los peores alcaldes de Matamoros, donde sólo se benefició su familia y los ciudadanos se quedaron esperando que cumpliera sus promesas. 

Son 6 meses los que en total van a transcurrir desde que los alcaldes electos de Coahuila ganaron las elecciones hasta que tomen el poder. Tiempo más que suficiente para conocer el estado de los ayuntamientos, de ahí que los nuevos presidentes municipales no tienen justificación para argumentar que desconocían los problemas o que su equipo apenas se está acomodando.

Hartos de las administraciones salientes los ciudadanos quieren resultados pronto. La famosa “curva de aprendizaje” es un pretexto que la población no va a aceptar, sobre todo cuando ha vuelto a confiar en el PRI.

Miguel Ángel López Ramírez comenta que el haber comenzado a trabajar desde agosto en este proceso le ha permitido tener un diagnóstico claro y conocer cuáles son las prioridades de Matamoros en el tema de infraestructura, financiero y de los servicios primarios.

En el discurso el Charro tiene muy claro lo que requiere Matamoros y el compromiso que adquirió como alcalde, ahora el reto es dar resultados y que no le tiemble la mano para presentar denuncia contra aquellos que saquearon al municipio pero que tampoco le tiemble para exigir resultados a su equipo.