Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 26 de Octubre 2021
UnidadInvestigación
| | |

A río revuelto

Foto: Especial

Foto: Especial

06 de Octubre 2021

JULIÁN PARRA IBARRA

El amparo promovido por la organización Prodenazas para tratar de evitar el impacto ambiental irreversible en el área protegida del Parque Estatal Cañón de Fernández, con la implementación del proyecto Agua Saludable para La Laguna, y del cual finalmente se desistieron este lunes, fue de gran utilidad para bien, pero también para los que, aprovechando el río revuelto, buscaron por todos los medios –y algunos quizá lo consiguieron- llevar agua a su molino.

En la parte positiva, me parece que sirvió para poner sobre la mesa y en el debate, el asunto de la sobreexplotación de los mantos acuíferos de la Comarca Lagunera y el uso ilegal de un enorme volumen de metros cúbicos de agua, que son la causa –que no será atacada con el programa presidencial- del hidroarsenicismo presente en La Laguna desde hace cerca de cuatro décadas. Ese tema, aunque el presidente dice que no es rehén de ningún grupo de poder, no se ha tocado ni con el pétalo de una rosa. El único motivo que dejan ver, es justamente el poder económico de quienes han provocado el problema. 

El asunto pasa, pero por supuesto y claramente, por los ganaderos lecheros de La Laguna, principales consumidores del agua superficial y subterránea, sea esta legal o ilegal, pero para muchos fue el pretexto ideal para golpetear directamente al Grupo Lala y a la familia Tricio, y en muchos casos vendieron la idea de que el amparo era justamente contra esta empresa y familia.

Nadie en sus cabales podría pedir la desaparición de esta empresa –salvo el Presidente, que amagó con desaparecer no sólo a la empresa, sino a toda la cuenca lechera de la Comarca, para llevársela al sureste-, porque sería darnos un balazo en el pie, por lo que representa en generación de empleos y recursos en la región.

Una acción colateral que pudo haber detonado el amparo, es que Conagua, provocadora del desorden hídrico en La Laguna por su permisibilidad e ineficacia, en un gesto de honestidad, dejando de lado poderosos intereses económicos, hubiesen empezado un proceso de regulación del uso legal del agua, y la eliminación del volumen ilegalmente utilizado.

Pero algunos desataron un desenfrenado ataque directamente contra esta empresa y contra la familia del presidente del Consejo de Administración, no con la intención de que les regularizaran y normaran el agua que utilizan, sino en busca de beneficios económicos. Lo dicho, a río revuelto, ganancia de pescadores.

 

[email protected]

@JulianParraIba