Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 21 de Enero 2022
UnidadInvestigación
| | |

A las mujeres

Álvaro Moreira. Foto: Especial

Álvaro Moreira. Foto: Especial

29 de Noviembre 2021

ÁLVARO MOREIRA

Ayer fue un día de gran importancia. El 25 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una fecha decretada desde el año 2000 por la ONU, con el objeto de sensibilizar a la población acerca de una problemática muy dura y muy real que viven millones de mujeres en todo el mundo.

Una de cada tres mujeres ha sufrido abusos a lo largo de su vida. En nuestro país, esta cifra se duplica, pues al menos seis de cada diez mexicanas han enfrentado un incidente de violencia, que puede manifestarse en cualquier ámbito y bajo múltiples formas: en el hogar, en el espacio público, en la escuela, en el trabajo, en el ciberespacio, en la comunidad, en la política, en las instituciones, entre muchos otros.

Esta grave violación no debe ser normalizada y mucho menos tolerada. Como sociedad y gobierno, podemos hacer muchas acciones para prevenirla. Adoptando enfoques integrales e inclusivos que aborden las causas fundamentales, es posible transformar las normas sociales dañinas y empoderar a las mujeres y las niñas. 

Detener esta violencia comienza alzando la voz, visibilizando y creyéndole a las víctimas, ejerciendo cero impunidad hacia los agresores.

En Coahuila, el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís ha emprendido diversos esfuerzos para asegurar el pleno disfrute de los derechos humanos de las mujeres y niñas, en condiciones de igualdad y equidad social, en especial de garantizar su derecho a vivir libres de toda forma de violencia. 

En nuestra función como diputados, también las y los legisladores hemos trabajando en conjunto para eliminar la discriminación y desigualdad que sufren. Hoy, las leyes coahuilenses han asumido los lineamientos de las Convenciones internacionales y responden a una perspectiva de género que contribuyen a crear condiciones de cambio para avanzar en la construcción de la igualdad.

Este día, en el marco de las actividades para concientizar sobre esta terrible situación, resulta apremiante seguir empoderando a las niñas y mujeres; debemos seguir fortaleciendo las acciones, programas y políticas públicas para erradicar esta forma de violencia que tanto daña a las mujeres, sus hijos y a todo su entorno familiar.

Me despido con el fuerte compromiso de que, desde el Congreso, seguiré proponiendo reformas y acciones para que la libertad y la igualdad sea una realidad para todas las coahuilenses. Sigamos cuidándonos y que Dios los bendiga.