Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 07 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Visita a panteones genera conexión cercana con los que ya no están, expresan ciudadanos

Foto: Especial

Foto: Especial

03 de Noviembre 2021

VÍCTOR BARRÓN

Entre las restricciones establecidas este año para el Día de Muertos en los panteones de Torreón, se prohibió la entrada a los grupos musicales; sin embargo, laguneros como Julio César González se valieron de otros medios para, al pie de la tumba de sus seres queridos, hacer sonar las canciones que en vida les gustaban, lo que para el joven representa un entorno de conexión cercana con quienes ya partieron. 

El reproductor de audio de un teléfono celular y una pequeña bocina colocados sobre una motocicleta, bastaron para que la voz de Antonio Aguilar y una canción a Pancho Villa, acompañaran el momento que las familias pueden permanecer en el panteón debido a las medidas de prevención sanitaria, pero aunque breve, para José Luis esto es mejor que pasar otro 2 de noviembre en confinamiento como ocurrió en 2020 debido a la pandemia del COVID-19.  

“No es lo mismo pasar el Día de los Muertos en la casa recordándolos, que estar aquí en la tumba, los sentimos más cerca de nosotros y los sentimos que están más presentes”. 

Y es que el año pasado, con el acceso controlado en los días previos y el cierre total el 2 de noviembre, a muchos laguneros les fue imposible seguir la tradición de acudir al panteón, en medio de lo que entonces era la llamada segunda ola del coronavirus. 

Sin embargo, hoy en día con indicadores del semáforo epidemiológico en color verde para Coahuila y distintos segmentos de la población con esquema completo de la vacuna anti COVID-19, el panorama fue diferente para quienes recuerdan a los suyos en el camposanto. 

“Que sienta la presencia de sus familiares, que no porque se haya ido, ya los abandonamos. Venimos y aquí estamos”, manifestó José Luis mientras seguía adornando con ahínco la tumba de su abuelo, el señor Felipe Méndez Reveles;  sepulcro que a diferencia del que describen los versos dedicados al sitio de descanso del General Villa en la canción de Antonio Aguilar, sí tiene flores y un recuerdo que el tiempo no borró.