Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 19 de Mayo 2022
UnidadInvestigación
| | |

Roles y estereotipos, el reto a eliminar en los criterios de algunos jueces

Foto: Especial

Foto: Especial

26 de Abril 2022

A pesar del impulso de leyes, programas y compromisos de las autoridades para trabajar con perspectiva de género; la cultura, tradición, educación, roles y estereotipos quedan marcados, algunas veces, en los criterios subjetivos de jueces que limitan la justicia igualitaria entre hombres y mujeres.

JESSICA ROSALES

Nuevas Masculinidades, la creación de Juzgados Familiares con Perspectiva de Género, capacitación y profesionalización son algunas de las herramientas utilizadas para eliminar la violencia de género. Sin embargo, a decir de algunos litigantes, los roles y estereotipos siguen marcando los criterios de algunos jueces, principalmente en temas familiares que limitan la justicia igualitaria.

En entrevista para Sexto Día, programa radiofónico de Grupo Región, la abogada Rosario Jiménez señala que de acuerdo con la Suprema Corte de Justicia de la Nación es obligación de las autoridades, juzgar con perspectiva de género que refiere a eliminar las barreras de los estereotipos culturales tanto femeninos como masculinos.

Explicó que dichos estereotipos ven a la mujer como la persona obligada a cuidar a los hijos y al hombre de proveer, por lo que, en algunos casos, sobre todo en temas de custodia y de convivencia tras una separación conyugal, es el hombre el que queda en desventaja.

La experta en temas legales indicó que el estereotipo negativo que persigue al hombre por su género es que es violento, agresivo, que no participa en la casa y que no puede jugar los roles que lleva la mujer en su calidad de mamá. “Ahí nosotros nos enfrentamos a dos estereotipos”, señala la abogada.

Rosario Jiménez explica que, de acuerdo con la Ley de la Familia, cuando los dos padres reconocen al menor adquieren los mismos derechos sobre la guardia y custodia. “El caso contrario sería que el primero que reconociera al bebé sería quien tuviera la guardia y custodia”, explica.

 

La brecha entre generaciones y los nuevos roles

En el impulso en el cambio cultural en el país, se observa un choque generacional que visibiliza la diferencia de opiniones entre algunos juzgadores y quienes interponen recursos para obtener la custodia de sus hijos, pues mientras los encargados de resolver estos temas son personas mayores de 50 o 60 años, los que buscan eliminar los roles y estereotipos son cada vez más jóvenes.

De acuerdo con diversas fuentes, aunque persiste el fenómeno de la ausencia paternal como un problema marcado de violencia de género, son cada vez más los hombres de nuevas generaciones los que asumen el rol que era exclusivo de la madre, se hacen cargo de los hijos y en una separación buscan obtener la guardia y custodia, un tema aún complejo de obtener.

La abogada Rosario Jiménez, considera que las Instituciones no están preparadas para atender el tema de las Nuevas Masculinidades, pues si bien hay hombres que llevan el rol que antes era de la mujer con los hijos, los criterios a la hora de presentarse las demandas no actúan de forma igualitaria por la cultura que persiste en quienes operan diversos cargos.

 

La guardia y custodia ¿Cómo verificar quien es la persona adecuada?

Aunque la ley en todo el país habla de una justicia igualitaria, la abogada Rosario Jiménez, manifiesta que desafortunadamente se siguen presentando casos en donde los jueces decretan en automático la guardia y custodia de los hijos tras una separación, mientras que cuando la solicita el hombre, éste es investigado, estigmatizado y existe desconfianza para otorgársela.

Para la abogada Rosario Jiménez, desde el inicio el papá se ubica en un estado de indefensión, pues al comparar los criterios del Juzgado Especializado con el Juzgado Familiar, existen diferencias importantes como el derecho a tres días para contestar a su derecho convenga para el caso de guardia y custodia que en el primer caso no se da.

“Lo que pasa es que en el Juzgado Especializado son jueces penales, son de competencia mixta, porque su creación dice que pueden llevar procedimientos penales y familiares, pero la mayoría de lo que se lleva es un procedimiento de tipo penal cuando se rige por el Código de la Familia. Entonces tu no puedes darle la facultad a una persona que no es especialista en el tema familiar y su criterio es penal”, considera.

En ocasiones se confunde la guarda y custodia con la patria potestad. La primera se refiere al cuidado y asistencia de los hijos menores de edad o de una persona declarada discapacitada -estado de interdicción-.

Con el nacimiento de un hijo se adquiere la patria potestad que trae aparejada la guarda y custodia sobre un menor. Sin embargo, en los casos en los que el menor de edad no viva con ambos padres, se deberá seguir mediante un procedimiento judicial ante un Juez de lo Familiar el trámite para obtener el reconocimiento a la guarda y custodia sobre el menor.

Hasta hace poco tiempo, por regla general, al separarse una pareja correspondía a la madre la guarda y custodia de los hijos. En los últimos tiempos distintas resoluciones por los más altos Tribunales de México han determinado que el padre tiene el mismo derecho sobre los hijos y por lo tanto el Juez de lo Familiar debe hacer un correcto estudio respecto a la persona mejor capacitada para ejercer dicha obligación, tomando en cuenta no solamente el aspecto económico, sino también el aspecto emocional del menor.

Las principales diferencias entre patria potestad y guarda custodia se encuentran en que la primera se puede continuar ejerciendo por ambos padres, independientemente de con quién vivan los hijos. En cambio, la custodia se refiere a quién tendrá la responsabilidad del cuidado de los hijos, con quién vivirán, qué días, cuándo podrán vacacionar, con quién pasarán fechas importantes como navidad, fines de semana y en general la forma en la que se organizarán en la convivencia diaria.

La pérdida de la patria potestad implica la pérdida de la custodia. Sin embargo, no contar con la custodia de un menor no implica la pérdida de la patria potestad.

 

Unificar criterios en temas familiares para una justicia igualitaria

La experta en temas legales apunta que las Nuevas Masculinidades llegaron gracias a los colectivos feministas; sin embargo, sus objetivos chocan al momento en que hombres y mujeres pelean los mismos derechos.

Por lo anterior, considera que es necesario juzgar sin estereotipos, además de homologar criterios en el juzgado especializado y en el familiar, pues, aunque los objetivos del primero son positivos y ha rescatado mujeres violentadas, se requiere de mayor capacitación para atender los temas familiares desde una perspectiva de justicia igualitaria.