Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 24 de Julio 2024
UnidadInvestigación
| | |

Polémico sacerdote usa muñeco diabólico

No disponible

No disponible

19 de Junio 2024

Jessica Rosales

La parroquia de San Antonio ubicada en Saltillo se encuentra en el centro de una controversia debido a la particular manera en que el sacerdote Víctor Hugo Hernández Rea imparte el evangelio a los niños. 

El presbítero para llevar a cabo sus sermones utiliza una marioneta conocida como Willie Puppet, un personaje diabólico del famoso programa de terror “Dimensión Desconocida”. Esta práctica ha generado inconformidad entre la feligresía, quienes consideran que usar una figura asociada con el terror es inapropiado y contraria a los principios de la iglesia católica.

El malestar no solo se centra en el uso de la marioneta, sino también en la historia del sacerdote, pues Hernández Rea  ha tenido una trayectoria marcada por controversias.

Su llegada a la parroquia de San Antonio en junio de 2022 fue precedida por su destitución de la parroquia de Nuestra Señora del Refugio en la colonia Landin, donde los feligreses lo acusaron de desvío de recursos y de promover un refugio para migrantes, acciones que no fueron bien recibidas por la comunidad local.

Anteriormente, Hernández Rea había servido como vicario en varias parroquias de Coahuila, incluyendo la del Rosario en Saltillo y Cristo Rey en la Laguna del Rey. En 2019, fue destituido de su posición en la Catedral de Saltillo presuntamente por un desvío en las arcas de la Diócesis.

El uso de la marioneta William Puppet ha sido vista por muchos como una acción irregular, pues el personaje proviene de una serie de televisión de 1959, y es conocido por su apariencia inquietante y su rol en historias de terror psicológico. Es manejado  por Jerry Etherson, quien al final del episodio es poseído por la marioneta que a su vez encierra en el muñeco, el alma del ventrílocuo.

Además, la iglesia católica ha expresado en múltiples ocasiones su desaprobación hacia prácticas y figuras que pueden ser asociadas con el ocultismo o el terror. 

El sacerdote Vicente Eleamar indicó en fechas pasadas que, practicar el yoga, por ejemplo, considerado para algunos como una disciplina deportiva, es cosa del demonio y abre portales, por lo cual, los fieles católicos de San Antonio piden ser congruentes y prohibir el uso de la marioneta.  

Es así que solicitaron a la Diócesis de Saltillo  tomar medidas para abordar estas preocupaciones y asegurar que las prácticas religiosas en sus parroquias se alineen con los principios y valores que promueve.