Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 21 de Abril 2021
UnidadInvestigación
| | |

Las barreras no existen para Brely

Brely es una entusiasta chica que preside la fundación Rompe Barreras AC. Foto: Especial

Brely es una entusiasta chica que preside la fundación Rompe Barreras AC. Foto: Especial

06 de Abril 2021

La joven de 21 años, quien tiene síndrome de Down cursa el segundo semestre de educación preescolar y es una luchadora social incansable

 

CONTENIDOS COAHUILA

 

Cuando Brely nació, sus padres ya lo sabían, sería una entre mil. Lo que aún no conocían es que tenía un cromosoma extra, ni que su nacimiento estaría dentro de la tasa mundial de uno por cada mil casos o uno por cada 650 con una Trisomía 21 que ocasiona el llamado síndrome de Down.

 

Para ellos, Brely no era nada de eso, en el seno de la familia de la Cruz Flores era la primera hija. Llenó de alegría el matrimonio de Brenda y Juan Antonio sin saber los retos que enfrentarían junto a Brely quien nació y creció rompiendo las barreras de la inclusión educativa y social. 

 

 

La joven llegó al mundo el 23 agosto de 1999 y ahora a sus 21 años preside la fundación Rompe Barreras A. C., cursa el segundo semestre de educación preescolar en la escuela Normal Experimental de San Juan de Sabinas y es conocida como una luchadora social. 

 

Junto a sus padres logró vencer la exclusión educativa y social que limitaba su crecimiento y formación.

 

La lucha desde el primer día

Al momento de dar a luz a su hija, Brenda no supo nada de su condición. Tal vez, dice, por la falta de información que había hace 21 años, pero al ver algunas anomalías en los primeros días de su nacimiento tuvo que ser sometida a una serie de estudios médicos en una clínica de especialidades en Monterrey. 

 

 

A la semana de nacida, se les informó el término médico que definía la situación de Brely: Trisomía 21, es decir síndrome de Down. Un trastorno genético que se origina cuando la división celular anormal produce una copia adicional total o parcial del cromosoma 21. 

 

Este material genético adicional provoca cambios en el desarrollo y en las características físicas relacionadas con el síndrome de Down, clínicamente se tipifica como un trastorno genético de los cromosomas del par 21 que provoca retraso intelectual y del desarrollo.

 

El coraje de salir adelante

Tras el diagnóstico, sus padres empezaron a buscar información. Juan Antonio, su papá, contó que desde que era una bebé empezaron a trabajar con ella, a buscar textos, bibliografías sobre el tema,  “pero había muy poco hace 20 años, desde que nos confirmaron el diagnóstico médico, que tenía ese cromosoma de más, compramos libros y nos pusimos a trabajar con Brely muy intensamente creemos que esa es la clave del éxito en estos casos, dedicarles tiempo para que sean exitosos en la vida”. 

 

Aunque no fue fácil llevar a cabo el proceso de desarrollo para Brely la clave siempre fue no rechazarla, asegura Brenda, mamá de la joven. 

 

La joven ganó el Premio Estatal de la Juventud 2020 en la categoría de inclusión social. Foto: Especial

La joven ganó el Premio Estatal de la Juventud 2020 en la categoría de inclusión social. Foto: Especial

 

“Siempre pensamos que la inclusión empieza en la casa, y la tratamos como nuestra primera hija, no teníamos un parámetro para comparar lo que podía ser un bebé a cierta edad por eso le exigimos lo mismo que a cualquier otro bebé”.

 

Así, Brely empezó a gatear y a recibir estimulación para desarrollar el habla. Haber nacido en agosto le valió para poder iniciar el ciclo escolar a la edad de seis años y fue inscrita en la primaria Benito Juárez. 

 

El trato que recibió, aseguran sus padres, fue bueno; sus maestros y compañeros la trataban bien; para cursar la secundaria ingresó a la escuela Federal Fortunato Gutiérrez sin ningún problema.

 

Rompiendo barreras

Fue durante la preparatoria cuando empezó lo que se consideró una lucha contra la inclusión educativa, pese a que existieron obstáculos logró terminar su educación media superior y al tratar de integrarse en un nivel profesional fue cuando se toparon con una barrera. 

 

En la escuela recién formada en Nueva Rosita,  la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) fue rechazada por la dirección General de Extensión Universitaria y ahí se dio inicio a la demanda por el derecho a la educación dentro de la inclusión.

 

Sus padres, contrariados, se dispusieron a luchar por su inclusión. La mamá de Brely cuenta que  buscaron que fuera aceptada en la escuela Normal Experimental de San Juan de Sabinas, tras un nuevo rechazo, buscaron ya el amparo de la justicia.

 

 

Sentando precedentes

Así, el pasado 3 de marzo un juez federal emitió un fallo a su favor para que en la Normal fuera aceptada como alumna escolarizada y es el primer proceso legal ganado siendo un precedente para las nuevas generaciones de personas que viven con alguna discapacidad y que aspiran a estudiar una carrera profesional.

 

Todo esto después de haber buscado la oportunidad para que se pudiera evaluar con un examen adecuado a sus capacidades para implementar la inclusión educativa en la Licenciatura de educación preescolar. 

 

El 21 de marzo de 2019 Brely junto a sus padres inició un nuevo reto al fundar la asociación Rompe Barreras A. C. donde se busca dar apoyo a quienes sufren al ser relegados por la sociedad al tener una discapacidad.

 

Para concluir,  Brely dijo sobre su familia conformada por sus padres Brenda Flores, Juan Antonio de la Cruz y sus hermanos Pamela, Eros y Camila: “No somos una familia que se detenga ante los fracasos o los obstáculos, si quieres vivir la vida, tienes que aprovecharla al máximo”.

 

“No somos una familia que se detenga ante los fracasos o los obstáculos, si quieres vivir la vida, tienes que aprovecharla al máximo”.

Brely de la Cruz Flores, activista y estudiante universitaria

 

Estudiante universitaria

El pasado 3 de marzo un juez federal emitió un fallo a favor de Brely para que en la Normal fuera aceptada como alumna escolarizada y es el primer proceso legal ganado siendo un precedente para las nuevas generaciones de personas que viven con alguna discapacidad.