Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Domingo 24 de Octubre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Hacen esperar horas a los abuelitos para vacunarlos en Monclova

Foto: Especial

Foto: Especial

14 de Octubre 2021

GUADALUPE PÉREZ

Quejas y lágrimas de impotencia fue lo que expusieron adultos mayores y personas con discapacidad durante la vacunación contra Covid para rezagados que se realizó en el Gimnasio Milo Martínez, en donde pese a haber sido citados a una hora esto no fue respetado por Servidores de la Nación quienes simplemente los mantuvieron al exterior del inmueble con la puerta cerrada sin darles explicaciones, todo esto efecto de la desorganización que se tuvo en esta etapa de vacunación para rezagados. 

Reunidos en la puerta de acceso al Gimnasio Milo Martínez, la cual se cerraba y abría para pedirles mantuvieran el orden, adultos mayores, así como personas con discapacidad especialmente en sillas de ruedas  se encontraban desesperados de esperar a poder ingresar para recibir su respectiva dosis anti Covid. 

Algunos manifestaron estar no solo desesperados sino molestos pues los Servidores de la Nación solo estaban dejando ingresar a personas que no habían estado haciendo fila; de igual manera, aunque llegaban consigo el papel en el que se les marcó la cita a las 9 de la mañana no se les estaba respetando, pues ya faltan 20 minutos para las 10 am y no se les permitía entrar. 

Socorro Escobedo de 70 años de edad indicó que ella tenía desde las 7 de la mañana esperando para poder ingresar a la hora que les citaron, es decir a las 9 de la mañana, apoyada en su andadera ya cansada reconoció que los encargados de la vacunación no estaban poniendo orden pues por la espera algunos de los presentes se mostraron molestos, sin embargo, esto empeoro la situación al cerrar la puerta. 

“Nos dijeron que nos formáramos, estamos formados, pero aquí namás llega gente que no está formado y la misma gente rebelde viene les pelean, les hacen pleito y los dejan entrar, yo pienso que debería haber más consideración”, dijo con la voz entrecortada y lágrimas en su rostro. 

Explicó esta sería la tercera fila que acude a hacer al Gimnasio Milo Martínez, en la primera dijo se acabaron las vacunas y en la segunda cuando estaba apunto de ingresar llegaron gente que de último momento hizo conflicto y los dejaron entrar, para dejarla a ella y a otros fuera pues las dosis también se acabaron, por ello dijo sentirse impotente ante tal situación. 

Otras personas también se molestaron pues aun siendo adultos mayores y otros en sillas de ruedas o con bastones y andaderas, los Servidores de la Nación optaron por ingresar primero a mujeres embarazadas jóvenes pese a que habían sido citados a una hora específica, la cual no respetaron. 

Transcurrida la mañana se informó brevemente por personal de la Guardia Nacional que resguardaba el Gimnasio Milo Martínez que después de un periodo de espera finalmente se dio acceso a las personas de la tercera edad y discapacidad.