Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 07 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Hablemos del barrio: Los Chuckys, Botas y Kikos de Saltillo

Foto: Especial

Foto: Especial

04 de Noviembre 2021

Tragedias, memes y risas que visibilizan la realizada de las colonias donde las adicciones se vuelven intergeneracionales

REDACCIÓN

Hace unas semanas, el comediante Franco Escamilla entrevistó a Ángel Quezada de Santa Fe Klan, en tono festivo se habló del barrio, sus dolencias y sus adicciones, una gran tragedia que se repite en cada barrio incluso de esta capital.

El Chucky, el Botas y el Quico, personas de este barrio que murieron en situaciones que tienen que ver con las adicciones, con vidas muy difíciles que desembocaron en tragedias, memes y risas, visibilizaron la realidad de muchos barrios donde las adicciones se vuelven intergeneracionales.

Eduardo Pacheco, abogado y vocero de la Alianza Ministerial Evangélica de Saltillo, quien a través de Cristo Vive ha trabajado con personas con problemas de adicciones y Jesús Garza Olivares alias La Basura, director de danzas De la Calle, conversan sobre los barrios de la ciudad.

“Es un tema importante, lo que tiene que ver con las circunstancias que predisponen a una persona, a un joven, a un niño, a un adulto a inclinarse el tema las drogas hablando de todo tipo de drogas, el alcohol, tabaco y las que más conoce uno marihuana o cocaína, etcétera. Pero sobre todo ver qué es lo que puede predisponer a que una persona se convierta en una un adicto o un consumidor de estas drogas. Pero también cómo puede salir de ese mundo esa problemática, yo diría de ese infierno de las drogas, porque como dicen algunos de los slogan, en el mundo de las drogas no hay final feliz”, señala Eduardo Pacheco.

“Ahorita ya cambió mucho el barrio, pero sí es muy difícil esa historia que están contando los chavalones, la historia dice esto es de risa, pero después te pones a pensar que si es malo”, señala Jesús Garza, “La Basura”.

“Lo preocupante, dice Eduardo Pacheco, es presentar un contenido, en este caso una entrevista. Obviamente entendemos que las circunstancias, que es un programa de comedia, pero tenemos que tener ser muy cuidadosos de no convertir o no tomar lo que es un hecho trágico, un hecho lamentable, un hecho que no es para nadie bueno, y luego tomarlo como si fuera algo cómico”. 

“Lo peligroso es que nos volvemos una sociedad que ya no tiene empatía; yo diría indolente al dolor ajeno, se ve distante y a muchos puede causar risa. Pero los que están inmersos en esta circunstancia trágica es dolorosa y genera en los integrantes un destino casi similar”.

Hablemos un tema muy parecido al suicidio, el abuelito se suicidó y luego un tío se suicidó. Luego el sobrino, el otro primo. Hay familias donde hay dos o tres eventos familiares de suicidio en el mismo grupo familiar o si hay que tener mucho cuidado. Y este es un comentario muy dirigido a nosotros como papás, en el cuidado que tenemos que tener con otros hijos de los contenidos, porque todo lo que se presenta le imparte al ser humano y va ayudando o va aportando a su conciencia personal. Y la pérdida de la vida de una persona a causa de las drogas tiene que seguir siendo un tema que nos genere dolencia, que genere preocupación.

“Si me puse a pensar, dije oye, es lo que está pasando en la vida real. Es lógico, porque se vuelve una idea repentina. Esto es como decir que el amigo que como la familia se ahorca uno y él más adelante, pues ahora sigue mi mamá, mi papá se ahorcó, yo tengo va a ser lo mismo. Y ya después pensé, dije no estamos mal, las situaciones estamos más responsables de la vida y si me pasara a mí y a mi familia, no podría parar de llorar”.

Jesús Garza Olivares, “La Basura” representaba a la muerte en la obra de teatro De la Calle, Salía bailando, vestido de blanco, con un pantalón y camisa blanca este y la cara pintada de blanco acentuando la muerte de algún personaje; en la obra, las circunstancias llevaban a la muerte a un adolescente entre caminos cruzados por las adicciones, el narcotráfico, el abuso sexual y la negligencia.

Actualmente, dice, las opciones en el barrio para alguien que quiera salir de las drogas son muy limitadas.

Para Eduardo Pacheco, ellos tienen la fórmula medida. “hemos aprendido, hemos observado para salir de un problema de drogas, el deporte. Algunos buscan el deporte y encuentran ahí una manera de estar dedicados a hacer una actividad física que les demande. Pues no drogarse, no consumir alcohol, no fumar para que el rendimiento sea mejor y es respetable. 

Algunos acuden al psicólogo, algunos han encontrado salida a su problemática, el psiquiatra a través de medicamentos. 

“Nosotros somos respetuosos de la decisión que cada persona toma, pero lo que hemos encontrado un éxito rotundo es cuando se activa el poder de Dios en una persona”. 

“Yo veía a propósito de esta entrevista le dicen al artista porque él es un artista rapero, dice, le dice ¿cuál es el propósito, a qué te dedicas? Y dice el muchacho a fumar marihuana. Y qué más haces? Pues jugar videojuegos. ¿Y qué más? No, pues de fiestón con reventaban con las muchachas y escucha uno el contenido de sus letras y es videojuegos, marihuana, drogas. Y dice yo soy de la calle, en la calle me voy a morir. Es decir, un muchacho sin destino, un muchacho sin propósito. En él no está ni un trabajo, ni oficio, ni mucho menos un día estar en la presencia de Dios eternamente, ni tener hijos. Se quedaron en la etapa de la secundaria, donde el muchacho todavía no tiene una madurez y todo es reventón y todo el juego y todo eso, amigos, lo más que le agregan los elementos de droga, de alcohol y se van destruyendo a sí mismos”. 

Respecto a la políticas actuales de atención  a las personas con adicciones, para la Basura, sí las hay, pero no saben dónde.

Para Eduardo Pacheco, lo que ha habido es una política pública hasta contradictoria, porque “por un lado hay muchos mensajes de las adicciones, de las drogas, es un mundo que no es bueno, no hay final feliz y por el otro lado se legaliza el consumo de la marihuana. Entonces yo siento que son dos políticas públicas totalmente contrarias y creo que ha faltado darle un poquito más de apoyo al tema de la prevención y al tema, obviamente, de ayudar a los que ya están en esta problemática”.