Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 25 de Mayo 2022
UnidadInvestigación
| | |

Embarazo adolescente, las madres que no deberían celebrar el 10 de mayo

Foto: Christopher Vanegas

Foto: Christopher Vanegas

10 de Mayo 2022

Mercedes conoció a Pedro en redes sociales, la enamoró con engaños y tras conocerse e iniciar una relación, la embarazó a los 15 años

CHRISTOPHER VANEGAS

A los 15 años, Mercedes dejó de salir, de subir cerros, de ir a los videojuegos, de ir al cine, inclusive dejó de ver a sus amigas y a su familia, dejó de hacer las cosas que le gustaban porque a esa edad fue madre por primera vez y, como ella, miles de niñas y adolescentes celebran el 10 de mayo, siendo madres. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Secretaría de Salud del Estado, durante los últimos tres años (2019-2021) en Coahuila se presentaron 23 mil 18 nacimientos de mujeres menores de 19 años, de los cuales 982 corresponden a menores entre 11 y 14 años y el resto a adolescentes de 15 a 19 años.

Mercedes conoció a Pedro, el padre de su hijo, por medio de las redes sociales a los 14 años. Él “la agregó” y tomó la iniciativa de mandarle un mensaje, ella respondió. Así comenzaron una amistad donde él hizo ver su interés en todos sentidos, esto la deslumbró.

Siendo la menor de cinco hermanos, y de dos padres que trabajaban todo el día para su sustento y la escolaridad de ella y sus hermanos, sentía que no tenía atención por parte de su familia.

Pedro la conquistó fingiendo que tenía 19 años, cuando en realidad tenía 30, la invitó a salir para conocerse en persona y no seguir con su relación de manera virtual.

“Él me mandó mensajes, me empezó a demostrar muchísimo cariño, muchísima atención, me dijo que tenía 19 años. Llegó un punto en el que me hablaba a diario y decidimos conocernos en persona y ahí me dijo que tenía 30 años, pero para ese momento ya estaba super enamorada”, recuerda Mercedes.  

Por las ocupaciones sus padres no se dieron cuenta que ella había comenzado una relación con alguien que la llevaba al cine, a restaurantes, que pasaba gran parte del día con ella y que le doblaba la edad, tampoco se dieron cuenta que él cometió el delito de violación equiparada. 

Foto: Christopher Vanegas

Y es que de acuerdo con el artículo 229 del Código Penal de Coahuila se considera violación equiparada cuando una persona mayor de edad sostiene relaciones sexuales con personas menores de 15 años y Mercedes tenía 14 cuando comenzó su relación.

Aún era estudiante de secundaria en la Federico Berrueto Ramón y recuerda que Pedro pasaba por ella todos los días, pero que jamás se presentó con sus amigas, de hecho no se presentó con alguno de sus conocidos, por lo que nadie sabía de su existencia, más que ella.

Fue hasta que sus padres se percataron que su hija estaba embarazada que supieron de la existencia de Pedro. Quedando impactados al ver que el novio de su hija era 16 años mayor que ella. 

“Cuando salí embarazada dejé todo de golpe, con ese cambio me sentí devastada, porque soy una persona que goza del aire libre, entonces pasé de estar libre a encerrada”, comenta Mercedes. 

Este encierro, y estar postrada en una cama, se debió a que su embarazo fue de alto riesgo. Al ser menor de edad su organismo no contaba con el hierro suficiente para ella y su bebé. A consecuencia sufrió anemia, perdió cabello y bajó mucho de peso, por esto las recomendaciones de los doctores fueron que tuviera reposo absoluto. 

De hecho, un estudio mundial del Fondo de Población de Naciones Unidas demostró que: “las chicas con las mayores vulnerabilidades, y que se enfrentan a un mayor riesgo de complicaciones y muerte por el embarazo y el parto, son las de 14 años o menos”.

En el mismo estudio se detalla que las consecuencias en la salud física tienen relación con el escaso desarrollo debido a la edad, ya que la menor aún está en edad de crecimiento.

Se explica que la placenta se nutrirá de la madre, que en realidad es una niña, lo que significa que el feto en desarrollo absorberá calcio y otros nutrientes de alguien que aún los necesita para sí misma. 

Por otro lado, las consecuencias psicológicas que trae un embarazo temprano en muchos de los casos provocan que la madre, al no continuar con sus estudios, o sus aspiraciones personales, se sienta frustrada, lo que puede desencadenar depresión y problemas de ansiedad. 

Y justo eso fue lo que pasó con Mercedes cuando parió a su primer hijo y se dedicó a sus cuidados en lugar de continuar con sus estudios, comenzó con depresión y siguió con problemas de ansiedad, que se agravaron al ver en redes sociales que sus amigas salían de paseo y de viaje y que ella no podía porque sus prioridades eran otras.

Ama a Gabriel, su hijo, pero al ver que su juventud se iba y que Pedro no la apoyaba para seguir estudiando su frustración  fue aumentando, además, al ser madre por segunda vez, ya con 19 años, y sufrir una infidelidad por parte de su pareja, colapsó mentalmente. 

Con la ayuda de sus padres y la atención psicológica que recibió en el Centro de Empoderamiento de la Mujer logró reponerse y darse cuenta que podía  proceder legalmente contra Pedro para exigir pensión alimenticia.

De hecho, fue gracias a este organismo, que logró terminar su preparatoria y que ahora continuará con la carrera de derecho, para apoyar a las jóvenes que, como ella, tengan un embarazo a edad temprana. 

Foto: Christopher Vanegas

Este es solo uno de los casos que se han presentado en en el Estado en los últimos años, ya que el INEGI detalla que durante el 2019 se registraron 9 mil 946 menores y adolescentes embarazadas, de las cuales 224 corresponden a menores de 11 a 14 años  mientras que 9 mil 722  corresponden son de adolescentes de 15 a 19 años.

Durante el 2020 hubo un descenso ya que se reportaron 7 mil 863 embarazos en menores de edad, 163 de 11 a 14 y el resto a adolescentes de 15 a 19 años. 

En lo que respecta al 2021 se registraron 5 mil 209 y pese a que fueron menos, se presentaron  un incremento en las menores de 11 a 14 años, con 595 nacimientos registrados.

Además la Secretaría de Salud Estatal informó que al corte del 4 de abril en este 2022 se han registrado mil 303 nacimientos en adolescentes menores a los 19 años. 

Ante este panorama la asociación civil Matatena, que es una organización destinada para prevenir el embarazo en niñas y adolescentes y para apoyar a las menores que se encuentran en estado de gestación, considera que una de las formas para evitar los embarazos a temprana edad es contando con una educación sexual integral para niñas y niños, en donde participen todos los sectores de la población. 

En este sentido, Cyntia Moncada, presidenta de esta asociación civil, comentó que ellas proponen intervenciones inmediatas cuando se trata de una menor de edad, además de difundir, a la par de una buena educación sexual, los delitos de los cuales las menores son víctimas al momento de que sean embarazadas por mayores de edad.

Además, solicitó a todas las niñas, adolescentes, padres de familia y cualquier persona que deseé más información de cómo evitar el embarazo en menores de edad se comuniquen con esta organización por medio de su página de Facebook: Matatena A.C.