Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 04 de Marzo 2021
UnidadInvestigación
| | |

Candidaturas independientes, en decadencia en Coahuila

Foto: Especial

Foto: Especial

09 de Febrero 2021

Para esta elección, solo hay 21 aspirantes que buscan una alcaldía, ni siquiera uno por municipio

 

REDACCIÓN

 

Si bien la figura de las candidaturas independientes no era nueva en 2015, fue en ese año en el que tomaron mayor relevancia tras el triunfo en Nuevo León de Jaime Rodríguez Calderón, quien contra todos los pronósticos, conquistó por esa vía la gubernatura de ese estado.

 

A casi siete años del triunfo de “El Bronco”, hoy sin embargo esta alternativa parece ir a la baja.  

 

Tras el auge por el triunfo del ex priísta, en varios estados se replicó, -sin éxito-, este esquema que, si bien constituye una alternativa para que ciudadanos “comunes y corrientes” participen en los procesos electorales, al mismo tiempo se convirtió en una opción para que políticos de carrera, resentidos con sus institutos políticos, buscaran la forma de obtener el cargo de elección popular que ahí no lograron.

 

Coahuila no fue la excepción y en la elección de 2017 las candidaturas independientes parecen haber tenido su mejor momento. 

 

Tanto en la contienda para Gobernador del estado, como para algunas de las alcaldías, se dio la participación de conocidos personajes del servicio público o ligados a él, que tras quemar las naves con sus partidos, fueron a la contienda -y a la derrota-, como independientes, entre ellos Javier Guerrero, Luis Horacio Salinas, Ramón Oceguera hijo y Fausto Destenave Kuri. 

 

Mención aparte merecen Lorenzo Menera en Piedras Negras, -quien no había militado antes en ningún partido- y Noé Garza Flores, quien aunque anunció su participación en calidad de independiente, finalmente declinó buscar la gubernatura por esta vía sin siquiera buscar su registro.

 

Irónicamente, uno de los pocos casos de éxito fue el de un ciudadano de a pie: Alfonso Danao De la Peña, que aunque no logró la alcaldía de Saltillo, sí obtuvo una regiduría que incidió en que el partido Movimiento Ciudadano lo reclutara apenas concluyó con esa responsabilidad y hoy lo tiene como su dirigente estatal en Coahuila.

 

Muestra de la decadencia de las candidaturas ciudadanas en Coahuila, es que para el proceso electoral cuya jornada de votación será el 6 de junio del presente año, hay apenas 21 aspirantes a competir bajo esa figura por una alcaldía, es decir, menos de uno por cada uno de los 38 municipios y para las siete diputaciones federales en juego, no hay un solo candidato independiente.

 

 

EL CASO COAHUILA

Luego del triunfo en 2015 de Rodríguez Calderón en Nuevo León, la alternativa de “candidato independiente” registró para el proceso electoral de 4 de junio de 2017 un inusitado auge en Coahuila, aderezado sin duda por varios factores: el triunfo de “El Bronco” en la elección para Gobernador; la cercanía de Nuevo León con Coahuila y la relación que el ex priísta tenía con algunos de los actores de la política coahuilense, como Noé Garza Flores, quien finalmente no participó, o Ramón Oceguera hijo.

 

En vísperas de la sucesión del gobierno estatal en Coahuila y de la renovación de las 38 alcaldías, las ansias “independientes” detonaron.

 

NOÉ GARZA, EL PRIMERO

El primero fue Noé Garza Flores. Casi dos años antes de la elección que definiría al próximo gobernador del estado, este ex priista, con más de 45 años de militancia en ese partido y que había ocupado diversos cargos en la administración pública federal y estatal, además de ser legislador local y federal, rompió con su partido y con su clase política. 

 

 

En agosto de 2015 fue cesado de su cargo como Secretario de Desarrollo Rural en el estado. Un mes después, en septiembre de ese mismo año, anunció su renuncia al tricolor y su intención de buscar la gubernatura por la vía independiente. Por la cercanía que tenía con “El Bronco”, -ya gobernador de Nuevo León-, éste incluso lo “destapó” y lo llamó “El Bronco de Coahuila”.

 

Sin embargo, finalmente Garza Flores evitó siquiera buscar su registro bajo esta opción, aunque ya  tenía incluso lema de campaña: “El Cambio lo Haremos Todos”.  Finalmente Garza no se registró ante la autoridad electoral. 

 

Su dimisión al PRI fue tan sorpresiva que incluso hubo quienes la interpretaron en un primer momento como una acción concertada entre el propio Garza y su partido con la intención de dividir el voto opositor en la elección que se avecinaba. Tanto la entonces dirigente de Morena en Coahuila, Claudia Garza del Toro, como el periodista Heriberto Medina, así lo señalaron.

 

Garza Flores ni siquiera se registró como aspirante a independiente. En marzo de 2019 fue nombrado por el Gobernador de Nuevo León como  Director General de la Corporación para el Desarrollo de la Zona Fronteriza y Secretario Ejecutivo del Fideicomiso Puente Internacional Colombia.

 

LUEGO JAVIER GUERRERO

Casi un año después del rompimiento de Garza Flores, vino otro no menos significativo: en diciembre de 2016, Javier Guerrero García, entonces diputado federal por cuarta ocasión, anunciaba su salida del PRI luego de más de 40 años de militancia y de haber desempeñado una infinidad de cargos: alcalde, diputado federal, Secretario de Finanzas, Secretario de Fomento Económico, Director Nacional del DIF y Subsecretario de Desarrollo Social a nivel federal.

 

 

A diferencia de Garza Flores, Guerrero sí buscó y obtuvo su registro como independiente a la gubernatura y en marzo de 2017 llegó al Instituto Electoral de Coahuila con 187 mil firmas ciudadanas de apoyo a su postulación.

 

Tres meses después, el 4 de junio de ese 2017, sufrió una gran decepción: la jornada electoral le redituó solo 105 mil votos. Es decir, 82 mil de los ciudadanos que lo impulsaron con su firma a ser candidato ciudadano finalmente no votaron por él, lo que lo llevó a ocupar el cuarto lugar en la contienda, por debajo de los 482 mil 891 sufragios de Miguel Ángel Riquelme, del PRI; de los 452 mil 031 votos de Guillermo Anaya, del PAN y de los 151 mil 557 sufragios de Armando Guadiana, de Morena. 

 

Tras su fracaso electoral, Guerrero se sumó a Morena para la elección presidencial de 2018 y luego del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, en diciembre de 2018 fue nombrado Director de la Unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, cargo que ocupó hasta junio de 2019, cuando fue designado Secretario General del Instituto Mexicano del Seguro Social a nivel nacional, en donde se desempeña actualmente. 

 

Previo al nombramiento de los llamados “súper delegados federales” en los estados, se especuló sobre su aspiración a ocupar este cargo en Coahuila, que finalmente fue para el ex panista y neomorenista, Reyes Flores Hurtado.

 

LUIS HORACIO SALINAS, DE LA IP A CANDIDATO INDEPENDIENTE

Otra sorpresa para el proceso electoral de 2017 en Coahuila, fue el registro y participación como aspirante independiente del empresario Luis Horacio Salinas Valdez. 

 

Si bien Salinas nunca antes mostró ser militante de algún partido, su padre, Luis Horacio Salinas Aguilera (QEPD) fue un muy destacado miembro del PRI.

 

Pese a su fuerte discurso de campaña, Salinas sólo sumó 9 mil 684 votos a su favor en la elección para gobernador, lo que lo colocó como último lugar en la contienda, con apenas el 0.57 por ciento de la votación. Otro fracaso.

 

EN LO MUNICIPAL, LA MISMA HISTORIA: OCEGUERA Y FAUSTO DESTENAVE

A nivel municipal la historia no fue diferente en al menos dos casos de candidatos que se postularon como independientes, pero ligados en su pasado reciente al PRI.

 

En Ramos Arizpe, Ramón Oceguera Ramírez, hijo del ex alcalde por el PRI del mismo nombre, buscó la presidencia municipal bajo esta figura y pese a los multitudinarios eventos de su campaña y al apoyo público que recibió de parte del mismísimo “Bronco”, Oceguera solo sumó 5 mil 109 votos a su favor, menos de la mitad de los 11 mil 050 de Tita Gutiérrez, quien postulada por el PRI ganó la elección.

 

Fausto Destenave Kuri en Saltillo no corrió con mejor suerte. 

 

El ex priísta, y quien apenas meses antes había sido designado como líder estatal de la CNOP, uno de los emblemáticos sectores del tricolor, dejó este partido y buscó la alcaldía de la capital de Coahuila como candidato ciudadano. 

 

El resultado fue desalentador. Obtuvo solo 8 mil 007 votos, un 2.56 por ciento de la votación total, lo que lo dejó incluso sin la posibilidad de alcanzar una regiduría.

 

DANAO, UN CASO DE ÉXITO

Aunque no ganó la alcaldía de Saltillo en 2017, -cargo al que se postuló como aspirante independiente-, Alfonso Danao sí logró ser regidor, pues obtuvo 10 mil 486 votos, un 3.36 por ciento de la votación total emitida.

 

 

Danao de la Peña llegó a esta elección sin militancia activa previa en ningún instituto político, aunque hay quienes aseguran que en algún momento simpatizó con el PRI y él mismo explica que desde su campaña independiente Movimiento Ciudadano lo buscó para ofrecerle sus siglas, lo que rechazó ante su compromiso de ser candidato ciudadano.

 

A partir de su experiencia, visualiza que hoy los partidos políticos están más abiertos a postular candidatos con un perfil más ciudadano que partidista.

 

Concluida su responsabilidad como regidor independiente, le dio el sí a Movimiento Ciudadano y hoy es su dirigente estatal en Coahuila.

 

¿Funcionan o no funcionan las candidaturas independientes?, se le cuestiona.

 

“Creo que las candidaturas independientes sí funcionan”, ataja de inmediato. 

 

¿Por qué no llegan tantos (candidatos independientes) a ganar?: Sigue existiendo una desventaja para ellos, justifica. Es tan compleja y burocrática la participación, que es complicadísimo atender todos los lineamientos que establece la Ley… hace falta el gran equipo y el conocimiento, afirma. 

 

MENERA EN PIEDRAS NEGRAS

Otro caso singular se dio en el municipio de Piedras Negras. Lorenzo Menera, quien tomó notoriedad en esa frontera a partir de la muerte de su hijo, se postuló como independiente y tras una estridente campaña obtuvo el 25 por ciento de la votación total, lo que le dio paso a una regiduría. 

 

 

LA DEBACLE DE EL BRONCO INDEPENDIENTE

El deterioro de las candidaturas independientes, irónicamente estuvo ligado con su mayor promotor: Jaime Rodríguez Calderón.

 

Si en junio de 2015, El Bronco ganó la gubernatura de Nuevo León con el 49 por ciento de los votos emitidos, contra el 23 por ciento de la priísta Ivonne Álvarez y el 22 por ciento del panista Felipe Cantú, tres años después el panorama fue totalmente diferente.

 

Registrado como independiente para la elección presidencial de 2018, Rodríguez Calderón obtuvo apenas el 5.23 por ciento de la votación total, 2 millones 959 mil votos que lo ubicaron como el último lugar en la contienda, contra los 30 millones 47 mil 700 de Andrés Manuel López Obrador.

 

El Bronco no le ganó a AMLO ni en su propio estado, Nuevo León, pues la única entidad federativa en donde el hoy Presidente no obtuvo la mayoría fue Guanajuato.

 

LOS INDEPENDIENTES EN LA ELECCIÓN DE 2021 EN COAHUILA

Para el proceso electoral de este año, de manera inicial se inscribieron 29 aspirantes a ser alcaldes independientes. Tras un primer filtro por parte del Instituto Electoral de Coahuila, solo 21 de ellos, -ni siquiera uno por municipio- continúan dentro del proceso para poder ser candidatos ciudadanos a nueve presidencias municipales. 

 

Por Saltillo, Rosaura del Carmen Barrientos Hernández, Fernando Moreno Garibay y Eduardo Ariel Pacheco Ortiz; por Torreón, Juan José Arellano Ramírez, Jorge Ríos Contreras, Víctor Manuel Arellano Cobián, Juan Carlos Pargas Torres y Jorge Alberto Guerrero Cervantes.

 

Por Monclova, César Flores Sosa, Édgar Ricardo Ávila Villarreal, Roberto Carlos Ramos Martínez y Bretón Echeverría Vitali; por Piedras Negras, Luis Enrique Muñoz Villarreal y Lorenzo Menera Sierra; por Acuña, Luis Crescencio Zúñiga Meraz; por San Pedro, Oralia Jiménez García y José de Jesús Narváez Sánchez.

 

Por Matamoros, Gerardo Marentes Zamarripa y Jaime Galván Ramírez; por Parras, Isidro Miguel Cruz y finalmente, por Francisco I. Madero, Manuel Dionisio Estrada Rodríguez.

 

Todos ellos se encuentran ahora mismo en la etapa de recolección de firmas, la cual está siendo llevada a cabo a través de una app con la cual sólo es necesario que el ciudadano muestre su credencial de elector y a ésta se le tome una fotografía. 

 

El ciudadano que otorgue su apoyo debe estar inscrito en la lista nominal del municipio por el que el aspirante quiera contender. Una misma persona puede dar su apoyo a un indeterminado número de aspirantes, aunque no más de una a un mismo aspirante.

 

El apoyo a un aspirante no compromete de ninguna forma su voto en la elección constitucional en su favor.