Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Sábado 08 de Mayo 2021
UnidadInvestigación
| | |

Anhelan niños fin de la pandemia

Foto: Especial

Foto: Especial

29 de Abril 2021

Entrevistados por Grupo Región en la víspera del Día del Niño, la infancia en Coahuila narra cómo ha vivido la cuarentena y coinciden en querer recuperar la vida normal

 

CONTENIDOS COAHUILA

 

Con sus propias voces, disfrazados, con dibujos, la infancia de Coahuila narra cómo han vivido la pandemia: “jalarse de los pelos”, pasar enfrente de la escuela camino a la casa de la abuela en donde toman las clases en línea, darle guerra al Covid vestida de superhéroe, recuperar la vida normal, son los deseos de los niños y niñas este 30 de abril.

 

JALARSE LOS PELOS

Rodrigo Alexander, tiene once años, va en sexto de primaria en el Instituto Othli Saltillo relata lo que ha percibido durante este año de pandemia, consciente de que debe permanecer en casa a pesar de que su rutina diaria se torna aburrida al no poder salir al parque a jugar.

Su mamá es docente en el idioma francés, su papá es ingeniero.

Para él, el Covid es una enfermedad contagiosa que acaba con la vida de muchas personas y es mala. No hay reuniones de muchas personas porque si escupes o estornudas puedes contagiarlas con solo tocarlas, tengo un poquito de miedo porque no quiero que le pase a nada a mi familia.

Como mucha gente no sigue las reglas y sale, mucha gente tiene que quedarse en casa.

Puedo ver la tele y acostarme a dormir un rato pero  me gusta salir al parque, extraña salir, ir al cine, a fiestas; ha visto poco a sus amigos, la escuela en línea no le gusta tanto porque en los exámenes en línea pueden hacer trampa y como tienen que imprimir cosas pues tienen que salir.

Prefiere ir a la escuela, en el Día del Niño dice que, con tener a su familia es feliz.

Cuando estoy feliz es cuando iba empezando todo, porque yo decía bueno son unas dos semanas y aparte nadie sabía qué era esto todavía.  Después me siento encarcelado o encerrado porque no podíamos salir a ningún lado y eran las reglas muy estrictas. Acá me estoy jalando como todos los pelos porque estoy muy estresado y ya no me gusta estar en pandemia encerrado en mi casa.

Acá estoy triste porque mucha gente está muriendo y no me agrada eso y acá en mi último dibujo me puse así sentado viendo la tele aburrido, porque ya no sé qué más hacer.

 

UNA VIDA NORMAL

Miguel Beltrán González tiene 11 años, estudia el quinto de primaria y ha tenido que aguantar como todos y por obligación, la cuarentena por el covid-19. Más allá de que no le gusta estar encerrado, preferiría ir a la escuela, no solo para ver y platicar con sus amigos, sino también porque se aprende de una mejor manera.

“El Covid es una enfermedad que los niños la traen y se la pueden pegar a sus padres. El virus es como una bolita que puede llegar a matar a las personas. Aún así no le tiene miedo al Covid porque cree que los niños no se pueden contagiar. Sabe que quedarse en casa significa no contagiar a otras personas.

Me gusta ir a la escuela porque juego con mis amigos, platicamos y nos enseñan mejor. No me gusta quedarme en casa porque no me siento libre.

Miguel, a sus once años, tiene muy claro lo que pediría este próximo 30 de abril en el Día del Niño“:

“Que ya se acabe esto y que sigamos nuestra vida normal como antes”.

 

HEROÍNA CONTRA EL VIRUS MALO

Para Frida hay que lavarse las manos y usar cubrebocas para no contagiarse 

Frida Aragón Guerra tiene 4 años, vive en Múzquiz Coahuila y va en tercer grado de kínder. nos habla de su miedo al coronavirus y porque hay que cuidarse ella vive con su abuelo Don Jesús Alfonso Guerra Viajes y su mamá Mayra Guerra.

Su mamá trabaja como comunicadora en un medio informativo de la región Carbonífera y su abuelo es propietario de un rancho en el municipio de Múzquiz

Si le tiene miedo al coronavirus porque es malo y mata a la gente. Sabe que para cuidarse del Covid tiene que ponerse el cubrebocas, lavarse las manos y ponerse gel. Extraña su escuela porque quiere ver a sus amiguitas y a sus amigos y a sus profes, aunque le gusta hacer sus tareas en línea, y le dice a sus amigos que se pongan el cubrebocas para que se cuiden.

 

PASA FRENTE A SU ESCUELA

Jan   Carlo   Guadalupe  Salazar  Hernández  tiene  11 años, vive en Piedras Negras y cursa  el sexto grado de primaria; la escuela era como su segundo hogar, el el lugar que extraña y al que espera  regresar pronto.

En su escuela, la primaria Guadalupe  Berrueto Mendoza en la colonia Mundo Nuevo, en donde ha estado desde primer grado primaria y donde están todos sus grandes amigos, maestros y compañeros. Es el edificio que ve por fuera cada que pasa camino a la casa de su abuela que vive cerca de la vías del ferrocarril. Ahí toma sus clases en línea puesto que  desde que llegó la pandemia  no  puede estar  en su salón, ni en su patio, ni en la cooperativa.

Jan   Carlo   Guadalupe   es el mayor de tres hermanos. Su papá vive en los Estados Unidos donde tiene un negocio en Minnesota  y su mamá está en casa con ellos. 

Con un guiño en su ceja dice que no le gustan  las clases en línea, que se confunde, que son aburridas. Todo  por culpa del tal  coronavirus  que no los deja estar en la escuela; para él, el virus es una gripa que al no cuidarse puede tener complicaciones; pero él no le teme, se protege.

Jan   Carlo actualmente vive en una  casa  prestada, no tienen internet ni espacio para jugar o tener una mascota. Sin embargo su mamá dice “la vamos pasando” y que sabe que pronto  todo será  diferente: “por lo pronto me ayudo con la venta de  joyería  y crío a mis tres hijos”.

A Jan Carlo tampoco le gusta quedarse en casa, al principio era divertido pero con el paso del tiempo ya no sabe qué hacer y  los días son largos.

¿Si pudieras pedir un regalo del Día del Niño qué pedirías?

“Volver a ver a mi papá”.