Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 26 de Enero 2022
UnidadInvestigación
| | |

Agradecer y perdonar para cerrar ciclos, así despide el 2021

Foto: Especial

Foto: Especial

23 de Diciembre 2021

Especialistas en tanatología recomiendan algunos pasos para cerrar ciclos y enfrentar la ausencia de un ser querido en estas fechas de celebración. Cómo procesar el duelo por las pérdidas que dejó la pandemia, superar la pérdida de un empleo e incluso la separación de la pareja para eliminar cargas emocionales

JESSICA ROSALES

Conforme se acerca el fin de año, las personas intentan cerrar ciclos, y con ello, desprenderse de la carga emocional negativa que deja el año que está por concluir. En 2021 para muchas familias, la época de celebraciones por Navidad y Año Nuevo no tienen hoy el mismo significado, pues la pandemia los dejó con pérdidas importantes difíciles de superar.

Especialistas en tanatología y terapia familiar comparten algunas claves para enfrentar diversas circunstancias.  Las principales consisten en perdonar y agradecer, ambas con el objetivo de sanar el interior y dejar que lo bueno llegue en 2022, sin que ello signifique olvidar o dejar atrás a los seres queridos que ya fallecieron.

La tanatóloga Libia Esmeralda Reyes Uribe, integrante del grupo de especialistas en el Hospital General de Saltillo y voluntaria en la Asociación de Doctores de la Risa considera que, aunque la pérdida de una persona en diversos contextos como la muerte, el término de una amistad, o la separación de una pareja, generan tristeza, es importante analizar y reconocer el aprendizaje que se tuvo durante el tiempo que se vivió la experiencia de la convivencia.

“El recordar a mi ser querido, no centrarme únicamente en el momento de la pérdida sino recordar con amor todo lo que viví con esa persona y; en un trabajo, por ejemplo, qué cosas positivas obtuve mientras estuve ahí”, señala.

La especialista manifestó que en el caso de una separación de pareja también es importante enfocarse en el aprendizaje, pues, aunque haya sido una experiencia negativa, la persona identificó, tal vez, cómo no le gusta ser tratada y qué es lo que no le gusta en una relación, lo que es importante para las futuras decisiones en su vida.

Ante la pérdida por fallecimiento, Claudia Martínez Vázquez Mellado, tanatóloga y terapeuta familiar, sugiere evitar utilizar el término soltar para superar una pérdida, pues destaca que se trata de un proceso que no significa olvidar o dejar a la persona atrás, sino aprender a vivir con esa ausencia, honrando el recuerdo y la memoria de quien se fue.

“Términos tan tajantes como éste nos meten en una vorágine de emociones ¿Cómo puedo soltar un matrimonio o una pareja de 25 o 40 años? ¿Cómo puedo soltar a mi abuelo, a mi hijo, a mi padre? No me pidas eso, entonces hay que tranquilizar a las personas. Hay manera de hacer cambios que no me estresen ni me expongan más al dolor que ya tengo”, explica.

 

No cumplas expectativas de otros

Las especialistas en tanatología señalan que es importante dar un resignificado a estas fechas, ya que no para todos es motivo de celebración, por lo que sugieren a las personas en duelo que no se sientan presionadas ni obligadas a cumplir las expectativas de otros, que se permitan dar su propio espacio y decidir cómo quiere vivir esta tradición.

“Nuestra cultura, nuestros hábitos y costumbres nos dicen que hay que festejar la Navidad y el Año Nuevo, y cuando escuchamos la palabra festejo pensamos en fiesta, alegría, cantos, regalos, convivencia, pero cuando una persona está en duelo lo que menos quiere es esto”, señala Claudia Martínez.

Indica que hay que manifestar la necesidad de cambiar, tal vez por esta ocasión, la forma de celebrar estas fechas, pedir a sus seres queridos comprensión por no festejar, cantar o incluso convivir todo el tiempo en espacios que pudieran abrumarlos en estos momentos difíciles.

“Decir denme ese espacio para no festejar ahora, no pasa nada, no tengo porque estar cumpliendo con algo con lo que no puedo, pues eso hará que me cargue más la energía”, expone, y además sugiere evitar el exceso de bebidas embriagantes ya que no es idóneo en esos momentos.

En contraparte, la terapeuta indica que también en el caso de aquellos que deciden celebrar, pese a una pérdida, deben de ser respetados por el resto, pues cada persona tiene un proceso distinto para llevar su duelo.

Sin embargo, destaca que aislarse de las personas por largos periodos no es recomendable, pues podría tratarse de un caso severo de depresión que requiere de atención especializada, por lo que es mejor buscar actividades, hacer ejercicio, procurar dormir y alimentarse bien, en pocas palabras “apapacharse”.

 

Establece propósitos y metas alcanzables para 2022

Como es costumbre durante la celebración de Año Nuevo la gente se plantea propósitos que en muchas ocasiones no se cumplen y que contribuyen al desánimo y baja autoestima de las personas.

La tanatóloga Libia Reyes señala que, si de un determinado número de propósitos se cumplieron la mitad, es una meta que debe impulsarnos a continuar y tal vez transformar o cambiar el resto de las metas; mientras que Claudia Martínez sugiere que dichos objetivos sean planteados en un inicio desde la realidad de cada persona.

En este sentido, es importante identificar las necesidades y con ello los deseos, de la mano con las herramientas y posibilidades que tengo a la mano para alcanzar los objetivos, además de los plazos en que se pueden cumplir.

Libia Reyes resalta que no podemos tener el control del comportamiento de otras personas por lo que no debemos enfocar la energía en cambiar a nadie, además de que no es saludable desde el punto de vista emocional.

En este sentido, destaca que hay objetivos que no son compatibles con la pareja, ya sea un viaje o una situación que desea una persona y que no es la meta de la otra, por lo que no debe molestarnos que no se compartan esos momentos con la efusividad que uno tendría al respecto de cierto interés.

 

Practica la generosidad y enseña desde la infancia

En estas fechas, sobre todo los niños, esperan recibir obsequios lo que en muchas ocasiones por la situación económica no es posible, por lo que las tanatólogas recomiendan enseñar a los menores a entender circunstancias que no les signifiquen un impacto por la falta de algo material.

“Hay que ofrecerles una esperanza, pero también ubicarlos en una realidad. Que tiene derecho a estar enojado, sí, lo tiene, pero después de expresar venir y canalizar de manera distinta la falta de esa posibilidad”, señala Claudia Martínez.

Así mismo, recomiendan practicar la generosidad, pues muchas veces hay apego a cosas materiales lo que se refiere a una dependencia emocional que no es sana, pues al desprenderse de ello, pueden contribuir en alegría para otros donando a aquellos que no tienen manera de recibir un obsequio.

Libia Reyes también emite una serie de recomendaciones para evitar la ira y el enojo por el estrés de las fechas, con la saturación y el tráfico vehicular, así como el alto número de gente en las tiendas para mantener la armonía en el entorno.

“Eso tiene todo que ver con las emociones, el hecho de no poder identificarlas, sentirlas, expresarlas y gestionarlas. La sugerencia sería identificarlas y saber que me esta causando cierta sensación para modificar mis acciones y realizarlas en un momento adecuado, también si alguien está molesto por las fechas no tomarlo como algo personal”, destaca.

Finalmente, expone que no hay que juzgar las emociones, pues estar molesto por algo no necesariamente es un sentimiento malo sino que la importancia de ello es cómo se gestiona esa emoción.

 

Pasos a seguir para cerrar ciclos y prepararse para nuevas cosas

Para la tanatóloga Libia Reyes lo primero que hay que hacer para cerrar ciclos es identificar las pérdidas. Posteriormente, hay que despedirse no solo en el caso de la pérdida de un ser querido, también cuando se pierde un trabajo.

“Vamos a hablar por ejemplo de una persona que perdió su trabajo, me voy a despedir de esa empresa. ¿Cómo lo hago? Pues escribe una carta de todas las cosas que te dejó se trabajo, qué aprendí de ahí, de mis compañeros, de mi jefe, cosas positivas que me dejen, para entonces nosotros hacer una despedida”, sugiere.

Señala además que si existe una situación que no resultó agradable durante ese tiempo, el siguiente paso es perdonar la experiencia que nos lastimó o hizo daño, incluso es importante pedir perdón al reconocer que uno mismo causó algún daño a otras personas.

Finalmente, el paso a seguir es agradecer, “la gratitud es la mejor emoción que podemos tener y me atrevo a decir que mucho más que el amor, porque desde la gratitud vienen muchas cosas, y el poder hacer esto me permite empezar de cero, es como vaciarme de alguna manera”.

Agrega, “Recordemos que unas manos que están llenas difícilmente reciben cosas nuevas, porque están ocupadas, entonces sería muy padre poder soltar todas estas emociones y todas estas cosas que sentimos para poder recibir las nuevas cosas que nos van a entregar en el siguiente año. Estar listos para recibir lo nuevo”.

Por su parte, la tanatóloga Claudia Martínez recomienda no centrarse en el último recuerdo negativo de la situación o la persona con la que se vivió alguna experiencia, sino enfocarse con las cosas buenas y agradables que se obtuvieron para cerrar el ciclo y comenzar lo nuevo con energía y ánimo positivo para recibir el 2022.