Capital Coahuila
PUBLICIDAD
Jueves 21 de Marzo 2019

Jueves 21 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

De Toros y Bueyes

No available Foto Capital Media
|
10 de Septiembre 2018
|

Saltillo, Coahuila / 10 septiembre 2018

Tras la noticia

Por: Alfredo Dávila Domínguez

Pues de nueva cuenta se reactivó en nuestro estado el tema de la posible anulación de la llamada “Ley antitaurina” que prohíbe las corridas de toros en territorio de Coahuila.

Aunque a nuestro juicio la verdadera polémica tendría que ser sobre el derecho que tiene cualquier Estado, cualquier gobierno a decidir por los ciudadanos cuáles deben ser sus gustos y preferencias.

Un gobernante no debe indicarnos qué espectáculos nos deben gustar, como debemos consumir nuestros alimentos o a qué hora terminar un festejo privado.

¿Cómo es posible que hayamos permitido a un ex gobernador arrogarse la facultad de decretar que toda una sociedad debería lucir una figura esbelta?

El aprendiz de sátrapa, que se daba el lujo de exhibir una prominente barriga, nunca fue capaz de medirse, nutrirse y activarse tal como pretendía que lo hiciera cada ciudadano.

Podemos entender que ante la falta de recursos – derivada del pago obligado de los intereses de la brutal deuda heredada de su antecesor – para construir las obras de infraestructura que urgen a la entidad, Ruben Moreira se haya dedicado a elaborar leyes a diestra y siniestra, pero no justificar el atentado contra el libre albedrío de los coahuilenses.

Mención aparte merece la actitud revanchista que de manera inmediata exhibió el empresario – taurino, entre otras actividades – y ahora senador Armando Guadiana al utilizar a una diputada de su nuevo partido, Morena – antes fue priísta – para promover la revocación de la Ley antitaurina.

Es innegable que también existe oposición de algunas personas a que se reanuden las corridas de toros en el estado, pero con un evidente nivel de desinformación.

Resulta muy poco probable que la mayoría de ellos hayan acudido alguna vez al rastro municipal a ver como les empiezan a quitar la piel a las reses colgadas de ganchos y aún vivas. Ahí subsiste también un tema de “moda”. Tal como el veganismo y el joging.

Porque si de protestar se trata, en Coahuila sobra porqué.

Y como botón de muestra van dos ejemplos de cómo los intereses de la sociedad quedan supeditados a los intereses económicos de las empresas nacionales y extranjeras que operan en esta entidad:  1º.- Los bajos salarios que pagan a los obreros en esas factorías y, 2º.-los graves e irreversibles daños al medio ambiente que algunas de esas industrias causan.

Lo único cierto es que los ciudadanos no podemos permanecer impasibles, en calidad solo de espectadores de la realidad, esperando que los gobernantes respeten nuestro derechos más elementales.

Los políticos siempre tratarán de hacer lo contrario, de engañarnos, de confundirnos. Está en su ADN.

Sí somos incapaces de alzar la voz y hacernos respetar por aquellos a quienes nosotros mismos llevamos al poder, nosotros mismos propiciamos que nos traten como a las reses, como a bueyes.

 

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Tramitan al día 70 cartas de no robo de vehículos [Leer más]

Cuestionan destino de recursos en Torreón [Leer más]

Para evitar regaño, una joven madre 'abandona' a su bebé [Leer más]

Con autismo, más de 10 mil coahuilenses [Leer más]

Recomendados