Capital Coahuila
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / Indicador político

Chihuahua: distracciones de Javier Corral regresan violencia

Carlos Ramírez
Carlos Ramírez autordemoCR@capitalmedia.mx
Hace 3 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

Distraído en la construcción del Frente por México y en fijar su atención en la candidatura de coalición o cuando menos en la Secretaría de Gobernación del presunto próximo gabinete aliancista, el gobernador chihuahuense, Javier Corral Jurado, ha descuidado el frente interno de su estado y por ahí se han vuelto a colar las bandas criminales para convertir a Chihuahua en una Tamaulipas, mezclada de Michoacán, Guerrero y Sinaloa.

La matanza realizada en el centro de rehabilitación Ignacio Manjarrez Ayub fue producto de la impunidad y libertad de acción que han encontrado los cárteles en Chihuahua a raíz de la llegada de Corral como gobernador panista. Esa matanza se enlista a otros casos emblemáticos: el asesinato de la periodistaMiroslava Breach Velducea, abatida en marzo por difundir denuncias contra el crimen organizado. Pero la lista es tan amplia que en los primeros siete meses de este año se han dado casi mil 700 crímenes violentos en Chihuahua.

El asesinato el martes pasado de 14 personas en un centro de rehabilitación ha rebelado no sólo el acto criminal en sí, sino la libertad de acción de los grupos criminales por la pasividad de las fuerzas estatales y municipales de seguridad. Los ataques contra centros de rehabilitación envían el mensaje macabro de los cárteles de que no quieren menos consumidores. El dato de que el centro Manjarrez operaba semiclandestinamente indica el miedo a los delincuentes.

La plaza criminal de Chihuahua ha sido apetecible para el crimen organizado, sobre todo por el poder recuperado del cártel que operaba en Ciudad Juárez y que paulatinamente ha ido regresando a la zona. Ahora se confirma que la prioridad de Chihuahua no era la corrupción del gobernador saliente –en fuga, protegido por autoridades federales y lejos del sistema vengativo de justicia de Corral–, sino el crimen organizado.

Sin embargo, nada parece preocupar al gobernador panista Corral y a su jefe operativo Gustavo Madero, los dos más interesados en los asuntos panistas que de gobierno. Y entre su presencia en el PAN y sus juegos de golf en entidades vecinas, Corral ha ido soltando los hilos de poder de Chihuahua.

Y lo más grave del estilo personal de gobernar de Corral ha sido el hecho de que al asumir el poder ratificó a buena parte de la estructura de seguridad del gobierno anterior del priista César Duarte, toda ella contaminada por acuerdos con el crimen organizado.

El mejor termómetro político, social y de inestabilidad en Chihuahua es la irritación del poderoso sector empresarial, porque al final de cuentas la violencia ahuyenta inversiones, atemoriza a ciudadanos y aumenta el costo de la seguridad privada por la desconfianza e incapacidad de la seguridad pública actual.

Hasta ahora el gobierno de Corral ha sido incompetente en seguridad, un poco por la falta de profesionalismo y la desorganización de las fuerzas de seguridad por el cambio de gobierno, pero con indicios de que hay también un alto índice de complicidad de la seguridad pública estatal y municipales con los cárteles.

Queda, al final, el registro de que en pocas ocasiones han ocurrido en México asesinatos masivos por el crimen organizado y que el abatimiento de 14 personas recuerda al Chicago de los años 20, los asesinatos en San Fernando, Tamaulipas, y el significativo de los 43 normalistas de Ayotzinapa liquidados por narcos con la complicidad de gobiernos perredistas municipales y estatales.

Política para dummies: La política es la habilidad para tapar hoyos, no para abrirlos.

indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS centro de rehabilitación Chihuahua Corrar crimen organizado delincuencia Frente Amplio matanza PAN
MÁS DE OPINIÓN

Periodistas en riesgo

Hace 2 semanas
Jessica Rosales

Cárcel garantizada (3)

Hace 2 semanas
Marcos Martínez Soriano
Firma y Señal / Lourdes de Koster

Auditoría externa al servicio médico de la Sección 38 revela ...

Hace 1 año
Lourdes de Koster
Marcelo Lara

Food Trucks en Torreón

Marcelo Lara