Capital Coahuila
PUBLICIDAD
Martes 26 de Marzo 2019

Martes 26 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

Barbas a remojar

Foto: Hugo Diaz Foto Capital Media
|
21 de Noviembre 2018
|

Paralaje

Por Hugo Díaz

La Casa Blanca en Estados Unidos anunció antier el desarrollo de más reglas y procesos para asegurar que las conferencias de prensa sean justas y ordenadas en el futuro, y agregó que tiene que haber decoro en la casa presidencial, ello después de que a petición de un juez reintegró su acreditación para cubrir la fuente al periodista Jim Acosta.

Lo anterior tiene su antecedente en el desaguisado que el corresponsal de la cadena CNN protagonizó durante una conferencia con Donald Trump, éste último argumentó un mal trato del periodista a su encargada de medios y a negarse a ceder el micrófono después de hacer dos preguntas de manera consecutiva, por lo que terminó calificando al reportero como terrible y mal educado.

Quienes estamos familiarizados con la política y el periodismo sabemos que la decisión de Trump radica en lo incómodo que le resultaron los cuestionamientos del periodista por lo que trató de evadirlo pero el comunicador fue incisivo, y solo consiguió que le retiraran la credencial.

Cuando a los vecinos del norte les da una gripa a nosotros nos da un resfriado dice un dicho en México; y nada distante de la realidad pues lo ocurrido entre Trump y Acosta es sin temor a errar un preámbulo de lo que va a suceder con el presidente electo una vez que tome posesión de la primera magistratura en el país.

Por si se le antoja dudar de lo anterior descrito solo basta recordar los años que Andrés Manuel se ha pasado descalificando a la prensa mexicana por no darle cobertura, de un tiempo a la fecha ha calificado a un sector de la prensa como “fifí”-sin que aún sepamos qué significa ese término- y es sin duda el presidente que mejor acreditado frente al pueblo mexicano llega a este cargo.

Para el periodismo mexicano no es nuevo el recibir desacreditaciones, amedrentamiento e incluso ataques físicos en el ejercicio de la labor, sobre todo cuando dicho trabajo incomoda a un tercero.

La declaración de principios sobre libertad de expresión pronunciada por la Organización de los Estados Americanos en su principio seis emitida en el año 2015 establece que si bien es cierto que la actividad periodística debe regirse por conductas éticas, éstas en ningún caso pueden ser impuestas por los Estados.

Así pues queda claro que si se van a establecer reglas para la labor periodística en los encuentros con el primer mandatario, bienvenidas, solo que se conozcan de una vez para evitar capítulos como el de Acosta y Trump. ¡Al tiempo!

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

En Los Pasillos [Leer más]

Avanza economía estatal con protección al acero [Leer más]

Porras ‘fifí’ [Leer más]

Es Coahuila el primer estado que inicia políticas públicas a [Leer más]

Recomendados