Capital Coahuila
PUBLICIDAD
Jueves 21 de Marzo 2019

Jueves 21 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

AMLO y Coahuila

No available Foto Capital Media
|
09 de Julio 2018
|

Tras la noticia

Habrá que decirlo fuerte y claro y de una buena vez:  Coahuila deberá ser una de las entidades más beneficiadas con el triunfo electoral de Morena y Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia de la República y el gobernador del estado Miguel Ángel Riquelme Solís tendrá un gran margen de maniobra e independencia política para conducir el rumbo del estado como más convenga a sus habitantes y de acuerdo a su particular estilo de gobernar.

Al no ser priísta el próximo presidente de México, el gobernador Riquelme no tendrá jefe político y, por tanto, no se verá obligado a seguir la famosa “Línea de Los Pinos”, que caprichosa y voluble, debía ser, y era, acatada de manera sumisa por los gobernadores priístas de todos los estados. La capacidad de negociación del gobernador será lo que determine su relación con el presidente.

Para mayor comodidad en su mandato, Miguel Riquelme tiene un congreso estatal que si bien en teoría es mayoritariamente de oposición, en los hechos sus operadores en el poder legislativo – entiéndase Samuel Rodríguez  y la bancada tricolor – han logrado conciliar y sacar adelante los proyectos e iniciativas del  ejecutivo con relativa tranquilidad.

Una ventaja adicional que le reditúa al gobernador de Coahuila la victoria de AMLO, es que no tendrá quién le haga “sombra” o pretenda “sugerirle” tal o cuál acción de su gobierno. Es evidente que al exgobernador Rubén Moreira no le es conveniente regresar a la entidad, donde grandes sectores de la población no aprobaron su gestión, y con seguridad se quedará en la capital del país con bajo perfil sí, pero también arropado en calidad de legislador.

López Obrador, con la capacidad negociadora y colmillo político que ha demostrado, buscará con toda certeza empezar a seducir al único estado de la república que no ha tenido alternancia en la gubernatura. Para ello deberá apoyar a Coahuila y su gobierno. La oportunidad es inmejorable, pues el amplio territorio de la entidad necesita las grandes obras de infraestructura que le permitan desarrollar al máximo su gran potencial económico.

Los legisladores federales ( diputados y senadores ) sobre todo aquellos que ganaron por el “efecto AMLO”,  tendrán  que buscar su legitimación a través de gestionar obras y apoyos para el estado y su gobierno. Por ejemplo, Armando Guadiana que, evidentemente buscará competir por la próxima gubernatura.

Con la mayor parte de las ciudades “grandes” en poder de la oposición ( excepto Saltillo ) Riquelme Solís y los propios alcaldes deberán ser capaces de salvar las barreras partidistas y generar una sinergia que sea benéfica  para todos. En la capital en particular, Manolo Jiménez  tiene la enorme oportunidad de demostrar que cuenta con las capacidades para  ser gobernador de Coahuila; pero antes será imprescindible hacer mancuerna con su gobernador actual.

En suma, la oportunidad parece inmejorable para Coahuila y sus actores políticos. La decisión está en sus manos y en las nuestras la obligación de estar atentos y participar.

 

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Tramitan al día 70 cartas de no robo de vehículos [Leer más]

Cuestionan destino de recursos en Torreón [Leer más]

Para evitar regaño, una joven madre 'abandona' a su bebé [Leer más]

Con autismo, más de 10 mil coahuilenses [Leer más]

Recomendados