Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 12 de Diciembre 2019
UnidadInvestigación
| | |

Activista demanda investigación de "rastro clandestino de perros"

Foto: Especial

28 de Mayo 2018

Monclova, Coahuila / 28 de Mayo 2018

Por: Jesús Medina

El activista internacional Raúl Juliá Levy señaló que el caso del mata-perros de Castaños era público y notorio y las autoridades nada hacen al respecto.

Desde hace varios días un trabajador de Ramón Casas había denunciado al activista defensor de los animales que en el rancho de Casas se mataban perros para luego venderlos como carne de ganado menor.

Un hombre que se dedica a la venta de carne presuntamente de cabrito, cerdo y borrego, mató de un balazo y posteriormente destazó a un perro Husky Siberiano que permanecía en el Rancho La Nogalera, propiedad del Grupo Empresarial Fox.

El perro había sido adoptado y lo soltaron en el rancho para apoyar la vigilancia.

Extrañamente en su rancho se dedica a la venta de carne de cabrito y carnero, pero ex empleados señalan que mata perros y los destaza.

Los representantes de la empresa, dedicada entre otras actividades a la industria turística y gastronómica además de la fabricación y diseño de piezas para la Industria Metalmecánica, denunciaron la crueldad animal, ante la Agencia del Ministerio Público, la Policía Preventiva Municipal, el departamento de Salud y el departamento de Ecología en Castaños.

Guadalupe Borrego Hernández, quien es vigilante del Rancho la Nogalera, dijo que fue el 24 de mayo cuando “Floki”, el perro Husky Siberiano, salió detrás de una camioneta.

“Yo salgo detrás de ellos y al llegar a la altura de la finca del señor Ramón Casas se escucha una detonación de arma de fuego”, dice indignado.

Borrego Hernández decidió ingresar a la finca del señor Ramón Casas y al buscar a “Floki”, dice, “me encuentro con un niño de 8 años, se asusta y corre atrás de una casa y en un par de minutos llega Ramón con una navaja en la mano, ensangrentada”.

Le pregunto por el perro y me da como como respuesta “lo acabo de matar, aquí lo tengo” y que posteriormente salió un joven de 16 años con una carretilla color celeste con el cuerpo de “Floki”.

El perro estaba destazado, incluso, que le hizo cortes similares a los que le hacen a un cabrito “una cosa es darle un balazo y otra destazarlo, por qué querrían hacerlo” afirma indignado.

Comentaron que el vigilante anterior, mencionó que el señor Ramón Casas ha matado muchos perros anteriormente, incluso que los vecinos saben que perro que se mete a su finca ya no regresa.

Iván Pérez, gerente de ventas del Grupo Fox y propietario de “Floki” y menciona que lo adoptó hace varios años “el perro era muy noble, lo traía a pasear una vez por semana, lo adopté y la verdad me preocupa tener de vecino a una persona tan desalmada”

 

Encuentra más notas sobre