Capital Coahuila
PUBLICIDAD
Domingo 24 de Marzo 2019

Domingo 24 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

Ejidatario denuncia detención arbitraria de menor por parte de policías de Saltillo

Foto: Especial Foto Capital Media
|
16 de Abril 2018
|

Saltillo, Coahuila / 16 Abril 2018

Por: Sonia Pérez

Un habitante de la comunidad El Ranchito, una de las más alejadas en el sureste de la capital Coahuilense y ubicada a más de 150 kilómetros de la ciudad de Saltillo, denunció que  elementos de la policía de Saltillo, detuvieron de manera arbitraria a un menor de doce años, por transportar dos litros de gasolina que usa para su motocicleta en la cual viajan a la escuela que se ubica en otra comunidad ubicada a cinco kilómetros del lugar de residencia.

Anastacio Torres pidió la intervención de las autoridades para parar esta situación, la cual califico de un “abuso de autoridad”.

“Buscamos la actuación de alguien que sea verdaderamente impartidor de justicia, que no sea el jefe de los policías porque son gente que están haciendo prácticas equivocadas de toda la vida, desde que yo me acuerdo, tiene que ser alguien que vigile a la policía”, indicó.

Consideró que los ejidos del sureste del Estado no se puede criminalizar a un niño por transportar dos litros de gasolina porque en estas comunidades no se presenta el robo de combustible como en otras entidades porque ni pasan los gasoductos, ni existen gasolineras donde pudieran abastecerse de manera apropiada, más que con el traslado de comerciantes quienes la expenden al menudeo para los vehículos.

“En la comunidad de la Ventura a cinco kilómetros y medio del El Ranchito, a un niño que se llama Miguelito los policías lo siguieron porque llevaba dos litros de gasolina para la moto que es donde se transporta del Ranchito a la Ventura a la Secundaria”, precisó Anastacio.

“Los policías lo interceptan, le preguntan que donde está la gasolina y el niño acepta decirles donde la compró, lo suben a la camioneta y como no está acostumbrado empezó a llorar, una señora vio que lo llevaban, los siguió hasta la casas de la señora donde venden la gasolina quien aclara que ella le vendió el combustible.

Tras ver esta escena, la mujer que fue testigo desde el comienzo de esta situación, aborda a los elementos policiacos a quienes les quita al menor.

“El niño iba llorando, la patrulla llevaba los vidrios cerrados y un hermanito de Miguelito me dice a mí que lo esposaron; no es posible que estos tiempos se abuse de las personas que pagamos con nuestros impuestos en prejuicio de un niño de 12 años”, dijo.

“Aquí no hay ductos, no hay gasolineras, no hay nada y la venta tiene que ser de esa manera”, expuso Torres.

Destacó que los policías acuden a sus rondines por el El Ranchito una vez a la semana mientras que en la Ventura van a diario, sin embargo, dijo desconocer los nombres de los responsables de esta actuación porque solo acuden a sellar su permanencia, pero nadie conoce sus nombres.

Sin embargo, pidió la intervención de las autoridades para frenar estas malas prácticas, colocar policías con sentido común y evitar los abusos en contra de los ejidatarios y vecinos quienes no cuentan con una manera apropiada para defenderse.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Desampara seguro a policías de Torreón [Leer más]

Aprueba Congreso reforma para aumentar penas por “sexting” [Leer más]

Para evitar regaño, una joven madre 'abandona' a su bebé [Leer más]

Con autismo, más de 10 mil coahuilenses [Leer más]

Recomendados