Capital Coahuila
PUBLICIDAD
Miércoles 20 de Febrero 2019

Miércoles 20 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Dañan tiempo y olvido a ilustres de la Reforma

Mario González Foto Capital Media
|
06 de Febrero 2018
|
Sólo vestigios quedan en el Paseo de la Reforma

Por: David González

Desde hace más de 40 años existe en Saltillo un corredor de áreas verdes que se extiende por poco más de tres kilómetros, conocido bajo el nombre de Paseo de la Reforma, por sus personajes ilustres que flanqueaban cada esquina del parque lineal, ahora sólo quedan vestigios de las esculturas y sus jardines y donde el olvido lleva a este gran pulmón de la ciudad a ser evitado por la ciudadanía, como lo que antes era un gran paseo dominical en el que varias generaciones disfrutaron los recorridos.

Estatuas mutiladas, grafitti, rostros quemados y otros más a punto de venirse abajo al tener como piernas, algunos, ya sólo las varillas a la intemperie, que evitan que cedan por la gravedad.

El recorrido realizado por Capital Media a través de la historia que debería narrar las estatuas de los personajes de la época de la Reforma inicia en la calle Urdiñola y Paseo de la Reforma con un “fantasma”, pues la escultura de quien debiera ser Juan de la Cruz Borrego,- lagunero oriundo de Matamoros y cuya tarea dada por Benito Juárez fue hacerse cargo de los archivos de la Nación- ya no existe.

En su lugar está Jesús Carranza, también militar de Cuatro Ciénegas que estuvo al mando del ejército del entonces Presidente de México Benito Juárez, pero que la condición de la piedra con la que fue labrada su imagen deja mucho que desear por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento cuyo rostro ya es irreconocible.

El Paseo de la Reforma, con una circunferencia de más de seis kilómetros fue inaugurado en la década de los setentas con el propósito de ser un parque con 10 manzanas de áreas verdes en la que en medio de cada uno se levantaría una estatua en honor a cada uno de los héroes que participaron en las leyes de Reforma.

Es así que en este Paseo, deberían estar, 10 bustos que el escultor internacionalmente conocido, Víctor Gutiérrez, labró en piedra con su cincel hace casi medio siglo, pero de las que hoy sólo quedan seis, las demás desaparecieron.

En los pasillos de la Reforma se ve como en tercer lugar está Juan Antonio de la Fuente, destacado coahuilenses y gobernador interino del estado en 1860 quien ya no tiene nariz y parte de su entonces elegante uniforme militar fue pintarrajeado de grafitti.

La misma suerte corrieron Victoriano Cepeda y Mariano Escobedo que sólo pueden reconocerse sus nombres por estar tallados en la piedra de su figura, pues las placas que los identificaban ya no tienen ninguna letra.

Miguel Blanco debería ser de los personajes de en medio de la rotonda pero, quedó como penúltimo al desaparecer tres esculturas que estaban al inicio y final del Paseo de la Reforma.

En la parte central, el Benemérito de las Américas, Benito Juárez, pese a ser edificado en una estatua gigante de bronce y estaño, parte de su vestimenta fue perforada por una bala perdida en 2013 que deja pasar un rayo de luz a través de su imagen, mientras que su hemiciclo sufre las consecuencias de la humedad y el sarro.

Las esculturas han sido robadas de bulto, de las que ninguna autoridad se preocupó por encontrar, mientras que el general Ignacio Zaragoza, -el último de la rotonda-, está a punto de venirse abajo al ser sostenido por unas varillas que ahora hacen la función de sus piernas.

Cabe señalar que cada una de estas manzanas, que está dedicada a uno de estos héroes reformistas, estaban adornadas por flores y pasto que servía para el deleite de las familias saltillenses y que ahora quedan solo los árboles en pie y pedazos con zacate verde pero donde abunda la maleza que ocasiona escozor en la piel de quien se “tira” en el parque.

Ciudadanos piden parque digno
Familias que acuden de manera regular a este paseo, pidieron a las autoridades municipales y estatales que volteen a ver el potencial de este terreno de áreas verdes que puede convertirse, con alguna inversión, en una de los mayores atractivos de la ciudad por su longitud y arbolado.

La familia Saldaña, que acudió ayer, aprovechando el asueto, a realizar un día de campo, lamentó las condiciones de suciedad y olvido en el que tienen al Paseo de la Reforma.

“Yo vengo de manera regular a esta sitio con mi familia y cada vez lo veo más descuidado, por lo que deben procurar una mayor limpieza para que den ganas de venir a pasear”, dijo Mario Alberto Saldaña.

Denunció la cantidad de grafitti que hay en la zona y el poco respeto que tienen por las estatuas que se ubican en este parque lineal.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

Continúan activos 26 incendios forestales en Chile [Leer más]

Proponen diputados de NL crear ley de protección a periodist [Leer más]

Suspenderá Infonavit subastas de vivienda por incosteables [Leer más]

Cristiano y la Juve con un pie fuera de la Champions [Leer más]

Recomendados