Capital Coahuila
PUBLICIDAD
Miércoles 16 de Enero 2019

Miércoles 16 de Enero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Aún hay esperanza para la mayoría de los equipos que participan en la Liga MX

56-2 Foto Capital Media
|
31 de Marzo 2016
|

 

 

POR ARTURO GARCÍA CABALLERO

Seis jornadas quedan de la fase regular del Clausura 2016, traducido en puntos, serían 18 en disputa. Si bien es cierto que aún no hay eliminados, matemáticamente también es cierto que al menos seis equipos aspiran a un verdadero milagro para calificar a la Liguilla y unos más hasta pueden darse el lujo de perder algunos de sus encuentros sin poner en riesgo su asistencia a la “fiesta de los ocho”.

Los que ya casi

Monterrey (24 puntos), Pachuca (21), América (21) y León (19) son los equipos que han tenido un torneo de regular a bueno y seguramente, de no ocurrir una hecatombe, estarán presentes en los cuartos de final de la Liga MX. Si se toma como parámetro el futbol que han desempeñado y sobre todo su cosecha de triunfos en las 11 jornadas anteriores es casi seguro que estos cuatro clubes puedan sacar al menos dos triunfos de los seis partidos que quedan y por ende amarrar su calificación, pues pocas veces en la historia de los torneos cortos un equipo que llegue o rebase los 25 puntos ha quedado fuera de Liguilla.

De la posición cinco (Cruz Azul, 18 puntos) a la posición 12 (Jaguares, 12 puntos) sólo hay seis unidades de diferencia, por lo que la puerta aún está abierta para que Celestes, Santos (17), Tigres (16), Tijuana (16), Pumas (15), Puebla (15), Guadalajara (12) y Chiapas, puedan colarse a la fiesta grande. En tanto que Morelia (10), Querétaro (9), Veracruz (9), Atlas (8) y Dorados (7), están prácticamente eliminados, necesitarían ganar cuatro de los seis juegos que quedan para pensar en un milagro eso, siempre y cuando, los de arriba no sumen de a tres.

Liguilla en peligro

De los candidatos a estar en la liguilla el que, quizá, tiene el calendario más complicado es Pumas, los actuales subcampeones, primero deberán visitar Guadalajara para medirse a unas Chivas que se juegan la temporada en cada partido; después recibirán al cuarto general, el León, en Ciudad Universitaria; visita a Jaguares en el Zoque, reciben al renovado Xolos de Miguel Herrera; visitan al Querétaro y terminan contra el odiado rival, América, en Ciudad Universitaria.

Cruz Azul tampoco tiene días de campo en el horizonte, si La Máquina quiere acabar con su malaria de más de 18 años, antes deberá sortear, en la fase regular, al segundo 
de la general, el Pachuca, en el Estadio Azul; después tendrán que medirse a Dorados que no tiene nada que perder en la casa de los sinaloenses; regresan a la Ciudad de México para enfrentar al Santos; después viajan a Veracruz y repiten visita en Toluca, un equipo que históricamente se le complica a los celestes; los cementeros terminan la fase regular en casa haciéndole los honores al actual campeón, Tigres.

Justamente es el campeón, Tigres, el que parece tener el calendario más a modo para meterse de lleno en la “fiesta grande”, los felinos reciben en el “Volcán” a un alicaído Atlas, que ya casi está pensando en las vacaciones; después se miden al Pachuca, quizá su partido más complicado. En Nuevo León esperarán devorarse a lo quedé del Gran Pez; visitan al Santos en lo que parece ser uno de los mejores partidos de la fecha 15; Veracruz se mete a Nuevo León esperando salir vivo y finalmente los regios cierran visitando al Cruz Azul.

Con dos “finales de descenso”, un clásico y un partido de mucho odio deportivo, las Chivas también encaran un cierre de torneo casi dantesco, si bien el objetivo primordial del Rebaño es la salvación incluso está se complica cuando se midan a Pumas en el Omnilife; después visitan al Puebla en un duelo directo en la lucha por el no descenso; encaran el Clásico Tapatío ante un Atlas que tiene todo por ganar y nada por perder; luego visitan al segundo de la general, Pachuca; enfrentan de local otra final de descenso ante un Dorados que venderá cara su vida y al final se medirán ante un aguerrido Santos en la llamada “casa del dolor ajeno”.

Figuras emergentes

Javier López, de Chivas, sorprendió a más de uno en la jornada pasada, no sólo por el doblete que contribuyó a la humillación del líder general, Monterrey, en su propia (y nueva) casa, sino por su picardía a la hora de encarar, además de su grandísima técnica individual, el chamaco de 21 años de edad hizo trizas a la defensiva regia y dejó sentado a más de uno de sus marcadores. Javier es sólo una de las figuras emergentes que levantan la mano en el cierre del torneo, algo que sin duda inyecta alegría y emoción a las últimas seis fechas por jugar.

Injusto sería no mencionar a los dos demonios que tiene Pachuca en la media cancha, tanto Hirving Lozano como Rodolfo Pizarro son dos de los artífices más importantes del extraordinario torneo que están teniendo los Tuzos, la velocidad de ambos jugadores, su regate en terreno corto y su disparo de media distancia suelen ser letales para cualquier zaga.

Un regreso casi de ultratumba es el de Dante López de Pumas, quién pese a las críticas y oprobios demostró en el partido pasado que aún tiene mucho futbol en sus botines, su inteligencia para tocar el balón, su capacidad de retención y su velocidad fueron claves para la goleada que le propinó Pumas a Monarcas misma que hoy tiene a los auriazules metidos de lleno en la lucha por un puesto en la Liguilla.

 

DGM:.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Derrumbe en construcción de Monterrey deja atrapados a vario [Leer más]

Se refugian en México para no ser deportados [Leer más]

Altas y bajas para el Apertura 2018 [Leer más]

Cierran por 10 horas la Autopista Nuevo Laredo [Leer más]

Recomendados